Viene la última vuelta, el sprint final, pero en México, a 30 días del inicio de los Juegos Olímpicos, los conflictos por la manera en que se conformaron los equipos de clavados y ciclismo acaparan los reflectores y la gestión de Ana Gabriela Guevara en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) está en entredicho. Su principal detractora es otra gloria olímpica: Paola Espinosa.

En febrero pasado, la exvelocista pronosticó 10 medallas (con un mínimo de cinco). Tal cantidad de preseas representarían la mayor cantidad para una delegación mexicana en la historia de los Juegos Olímpicos, por encima de las nueve conseguidas en México 1968, y serían el doble de las obtenidas en Río de Janeiro 2016.

“Hemos hecho un estudio profundo de ranking, clasificaciones. Analizamos prueba por prueba, el número menor de medallas (a conseguir) es cinco. Mi predicción es 10 y puede haber sorpresas”, dijo Ana a una televisora en aquel entonces.

Sin embargo, al pasar los meses, los problemas y pugnas han salido a la luz, siendo el control técnico que definió al equipo de clavados y la exclusión de Jessica Salazar (subcampeona mundial y quien consiguió la plaza olímpica en 500 metros contrarreloj) la gota que derramó el vaso y motivo de choque entre deportistas y federativos.

Los primeros acusan que no se respetó a los ganadores de las plazas olímpicas y que los selectivos con los que se conformaron a los equipos no fueron lo bastante claros. En contraparte, los “hombres de pantalón largo” señalan que las reglas fueron claras y que los ganadores de dichas competencias irían a Tokio, sin importar quién haya ganado la plaza olímpica.

Uno de los casos más representativos en esta problemática es Paola Espinosa, quien ayer culpó a Ana Guevara de perder su lugar, pues en un principio ella le prometió una plaza olímpica.

“Fui a buscar a Ana Gabriela Guevara y le dije: ‘hablando contigo de frente, hace un año, me dijiste que esa plaza era mía, quiero saber ¿por qué no se ha hecho oficial?’. Ella siempre dijo: ‘Es tuya, claro que es tuya y la vamos a defender y todo, pero pues es cuestión de la federación (Mexicana de Natación) tiene que avalar esta prueba’”, explicó Paola en un video que subió en sus redes sociales.

“En todos los ciclos olímpicos pasados, quien se ganaba su lugar con medalla, en clavados sincronizados o en individual, ya tenía su pase directo a los Juegos Olímpicos, eso ha existido desde siempre”, dijo.


Paola Espinosa

Clavadista olímpica

Paola y Melany Hernández ganaron la plaza olímpica en el Campeonato Mundial de Natación de Gwangju 2019, donde obtuvieron la presea de bronce.

Espinosa, al no tener una respuesta clara de Guevara, decidió buscar una segunda opinión por lo que “fui, con toda la confianza que le tengo con Carlos Padilla (titular del Comité Olímpico Mexicano y dijo, ‘por nosotros no hay ningún problema, nosotros solo queremos que la Federación Mexicana de Natación la avale’”.

La doble medallista olímpica aceptó que buscar una solución para lo que le habían prometido fue lo que más le molestó a Ana Gabriela y un integrante del equipo de la directora de CONADE se lo hizo saber a la clavadista.

“Ese fue uno de los primeros motivos por los que la directora de la CONADE se molestó conmigo. Después, hablando con Luz María Chávez, colaboradora de ella, me dijo que eso había sido un error de mi parte, que había molestado a la directora.

Asimismo, reveló que tuvo un segundo disgusto con Ana, pues rechazó publicar en sus redes sociales una carta en contra de la desaparición del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), un fideicomiso señalado de diversas irregularidades, y cuyos resultados de las auditorías revelan un desvío por más de 100 millones de pesos.

“También tuve un segundo disgusto por parte de la directora de la CONADE; hace un año me buscaron porque querían que publicara una carta donde pedía que no desapareciera el fideicomiso. Yo no quise publicar esa carta, porque era una instrucción del presidente (Andrés Manuel López Obrador) y nunca se nos dijo que se nos iban a quitar los apoyos; además, yo no podía salir a defender un fideicomiso en el que había irregularidades”, indicó.

Finalmente, la doble medallista olímpica deseó suerte a sus compañeros y dijo que no puede apoyar a Guevara porque “no puedo apoyar al 100 por ciento algo que nos está afectando a nosotros como atletas” e incluso declaró que se mantengan las investigaciones a Conade y si Ana “se tiene que ir, pues que se vaya”

Ratifican en CONADE ausencia de Jessica Salazar

Ayer era el día clave para Jessica Salazar. Había una leve esperanza de que se revirtiera su exclusión de los Juegos Olimpicos; sin embargo, tras la reunión que tuvo Ana Guevara con el presidente del COM, Carlos Padilla Becerra, y la jefatura de Misión se ratificó el resultado del selectivo.

Así, Yuli Verdugo y Daniela Gaxiola serán las representantes titulares en las pruebas de velocidad por equipos, individual y keirin. Salazar, quien ganó la plaza olímpica y es subcampeona mundial en la prueba de 500 metros contrarreloj acudirá a Tokio como suplente y vería acción sólo por lesión de alguna de sus compañeras.

También se ratificó la decisión de dejar fuera de la prueba de ómnium a Yarely Salazar, quien había conseguido la plaza olímpica. Su lugar será ocupado por Victoria Velasco, aunque la ciclista sí estará en la prueba de ruta.

También puedes leer: Paola Espinosa culpa a Ana Guevara por ausencia en Tokio 2020