Lewis Hamilton hizo efectiva la frase: ‘En mi casa y con mi gente, se me respeta’. El piloto británico conquistó el Gran Premio de Gran Bretaña, aunque de manera polémica, ya que la estrella de Mercedes fue el responsable de que su rival directo en la cima del campeonato, Max Verstappen de Red Bull, no terminara la carrera de este fin de semana.

En una acalorada batalla en la primera vuelta, Hamilton hizo un ligero contacto con el auto de Verstappen, mismo que terminó con el auto del holandés estrellado contra una barrera.

Ante dicho percance, la bandera roja se ondeó en el circuito de Gran Bretaña para reparar los daños en la pista y fue en ese momento cuando se observó a Verstappen, quien lució tambaleante al salir de su auto y permaneció bajo observación durante 30 minutos en el centro médico de Silverstone para luego ser trasladado a un hospital local para evaluarlo a detalle.

Hamilton recibió un castigo de 10 segundos por haber hecho contacto con Verstappen, penalización que no dejó contento al equipo de Red Bull, ya que ellos esperaban que suspendieran a Lewis, pues califican que “fue un milagro que no le pasara nada a su piloto”.

“El incidente está en manos de los comisarios, que lo mirarán desde todos los ángulos. Max está en shock. No sé cuál es la sanción máxima que pueden imponer los comisarios. Ha sido muy peligroso. Está claro. El rival golpea con su rueda delantera a la rueda trasera de Max, eso no es un incidente de carrera. Es una actitud peligrosa”, dijo Helmut Marko, asesor de Red Bull.

Pero la realidad fue otra, Hamilton continuó y aunque fue hasta la vuelta 49 que se hizo del primer lugar en la carrera, el piloto británico consiguió el triunfo que significó más allá de romper una racha de cinco carreras sin victoria, debido a que esta conquista lo mantiene en pelea por el campeonato mundial.

La victoria en el Gran Premio de Gran Bretaña mantiene a Hamilton en el segundo lugar en la clasificación de pilotos, pero lo coloca a tan sólo ocho puntos de alcanzar a Max Verstappen.

“Gran trabajo, chicos. Muchas gracias por seguir empujando este año. Son una inspiración para mí. Falta mucho camino por recorrer, pero creo en ustedes”
Lewis HamiltonPiloto de Mercedes

Sin embargo, el día gris para Red Bull no finalizó con el accidente de Max en la primera vuelta, pues a pesar de que Sergio “Checo” Pérez se mantuvo en competencia, no se pudo recuperar del último lugar que consiguió en la clasificación, pues el piloto mexicano finalizó en el lugar 16 sin sumar puntos para su equipo.

Comienza la guerra entre Max Verstappen y Lewis Hamilton

A pesar de que Max Verstappen fue retirado al inicio de la carrera, el piloto holandés no dejó de seguir la competencia desde el hospital y tras ver los festejos de Hamilton al ganar la carrera, el de Red Bull calificó de tener actitud antideportiva al piloto británico.

“Me alegro de estar bien. Muy decepcionado por haber sido eliminado así. El castigo no nos ayuda y no hace justicia a la peligrosa jugada que Lewis hizo en la pista. Ver las celebraciones en el hospital es un comportamiento irrespetuoso y antideportivo, pero seguimos adelante”, escribió en sus redes sociales.

También puedes leer: Lewis Hamilton conquista un polémico Gran Premio Británico