Esa sonrisa de 100 metros tardó una fracción de segundo en llegar. Cuando Shelly-Ann Fraser-Pryce vio su nombre en lo más alto de la pantalla gigante batió un puño en el aire dos veces y emitió un grito.

Lo había logrado, otra vez. Y deberán pensárselo mejor los que decían que habían pasado los mejores días de la mayor figura del atletismo jamaiquino salvo por Usain Bolt.

Shelly-Ann aceleró para colocarse de nuevo en la cima de las carreras de velocidad, y obtuvo su quinto título mundial en los 100 metros, en una noche de domingo en que Jamaica arrasó con las preseas.

Fraser-Pryce, de 35 años y madre de Zyon, un niño de tan sólo 4, lideró de principio a fin y cruzó la meta en 10.67 segundos, para superar a Shericka Jackson por 6 centésimas.

La campeona olímpica Elaine Thompson-Herah debió conformarse sorpresivamente con el bronce, al detener el cronómetro en 10.81.

“Estoy motivada y siempre hambrienta por hacer más, ya que creo que se puede lograr”, dijo. “Y definitivamente creo que puedo correr más rápido. Una vez que tengo esta creencia, no voy a parar sino hasta que lo consiga”.

Lee también: Alegna González finaliza séptima en el Mundial de Atletismo y García gana el oro

Su oro se suma a los conseguidos en 2009, 2013, 15 y 19. Se proclamó además campeona olímpica en 2008 y 2012.

Una noche después de que Estados Unidos arrasó con el podio en los 100 metros para hombres, Fraser-Pryce y compañía mostraron que hay todavía velocidad de sobra en la isla.