La selección mexicana de beisbol regresó a México tras su actuación en los Juegos Olímpicos de Tokio y el pitcher Óliver Pérez consideró que, pese a que no consiguieron un triunfo, no se puede catalogar como un fracaso.

“No lo considero un fracaso, yo digo que sólo fueron malos juegos. En el último partido (ante Israel) en la entrada que me hacen como seis carreras fue la clave. Se hizo lo que se pudo”, dijo el lanzador quien incluso señaló que regresan con la frente en alto. “Desgraciadamente no se pudo lograr alguna medalla”.

Por su parte, Benjamín Gil, timonel de la novena mexicana, afirmó que participar en Tokio 2020 fue una experiencia extraordinaria; sin embargo, a nivel resultado no era lo que esperaban.

“(Hay) frustración de cada uno de los participantes porque sabíamos que llevábamos un mucho mejor equipo, estábamos convencidos de que íbamos a pelear y conseguir una medalla. Lamentablemente, esas cosas no sucedieron en el terreno de juego”.

Gil dijo que “teníamos el talento, pero a veces el beisbol es así”.

Lee también: ¡Desilusión! México se despide de Tokio 2020 humillado en beisbol

Pese a ser el deporte donde más recursos ha inyectado el gobierno federal, el equipo mexicano de beisbol cayó ante República Dominicana, Japón en la fase de grupos y fue eliminado por Israel por paliza 12-5.

La novena nacional estuvo envuelta en la polémica por el sorpresivo cambio de mánager (Gil en lugar de Juan Gabriel Castro, el llamado de Adrián González, quien no está en un nivel óptimo, así como la foto que se tomaron en Tokio con las franelas de los Tomateros de Culiacán.