Sufrieron, pero los aficionados argentinos finalmente celebraron luego de que su selección derrotara a Holanda en penales y avanzara a la Final de la Copa del Mundo en Brasil.