Ha sido un verano de fichajes dorado para México, pues jóvenes futbolistas mexicanos han emigrado a Europa a probar suerte. Una nueva generación ilusiona a los aficionados en un proyecto a largo plazo, el cual puede dar frutos para el Mundial de 2026, que se llevará a cabo en tres sedes conjuntas: Estados Unidos, Canadá y México.

La exportación más sonada en las últimas semanas fue la del delantero Santiago Giménez hacia el Feyenoord de Países Bajos. El jugador de 21 años no había recibido muchas oportunidades en Cruz Azul con Juan Reynoso, pero tuvo la fortuna de que el nuevo estratega de “La Máquina”, Diego Aguirre, le dio la oportunidad de ser titular en este nuevo torneo.

El “Bebote” no tardó mucho en demostrar su calidad y aprovechó la confianza del técnico uruguayo para respaldarlo con goles. En cinco partidos, el atacante mexicano hizo el mismo número de anotaciones para consolidarse como el líder anotador del Apertura 2022. Con este buen momento futbolístico, “Chaquito” planea adaptarse lo más rápido posible a la Eredivisie.

Feyenoord planea un futuro con Giménez en la delantera. Es por ello que le ofrecieron un contrato hasta 2026, pues el club considera que puede ser su delantero titular a partir de la próxima temporada y pulir su juego para que se convierta en un referente en la delantera.

“Estoy muy comprometido por adaptarme lo más rápido posible. Vengo de jugar algunos partidos en México, sumé muchos minutos y ahora estoy muy contento de aceptar este reto”, explicó durante su presentación.

Para fortuna del futbol de nuestro país, más futbolistas mexicanos se sumaron a la expedición europea y tal es el caso de Jesús Alcántar, quien con apenas con 30 minutos con Necaxa en la Liga MX, llamó la atención del Sporting de Lisboa. El conjunto portugués ya venía siguiendo al defensor, gracias a su labor en la Selección Mexicana Sub-20. Llega en calidad de préstamo hasta 2023.

Asimismo, las inversiones de Grupo Pachuca (adquirió 51 por ciento del Real Oviedo) y de Grupo Orlegi (compró 73 por ciento del Sporting de Gijón) en clubes de la Segunda División de España, abrieron el panorama para una nueva generación talentosa.

Inmediatamente, las jóvenes promesas del futbol mexicano tuvieron un lugar en ambos equipos. Primero, Alonso Aceves, de 21 años, fue prestado por los “Tuzos” para probar suerte en Oviedo. Tendrá un año para demostrar su crecimiento en una Liga que, aunque no es de Primera División, suele ser muy competitiva y tantos los primeros lugares como el descenso se definen por muy poco.

Jordan Carrillo es otra de las “joyas” de nuestro futbol que fue cedido al Gijón. El delantero fue reconocido como “Novato del Año” de la temporada 2021-22 en la pasada entrega del Balón de Oro en la Liga MX, por lo que se espera que madure y se convierta en una pieza importante.

Y si de jóvenes promesas se trata, Marcelo Flores es una de ellas. El centrocampista eligió a México sobre Canadá (debido a su doble nacionalidad) y ya fue convocado por Gerardo Martino en la Selección Mexicana. El jugador de 18 años tuvo destacada participación con el Arsenal Sub-18 y la institución decidió prestarlo por una temporada al Real Oviedo para que siga su formación.

Otros jóvenes que ya estaban en Europa, y son de esta nueva camada de jugadores destacados, son Jonathan Vásquez, quien es propiedad del Genoa, pero al descender prestó al mexicano al Cremonese para mantenerlo en la Serie A. Asimismo, Santiago Muñoz, del Newcastle, ya tuvo sus primeros minutos con el primer equipo en un amistoso durante el fin de semana.

Futbolistas mexicanos estrenan nueva piel

Las segundas oportunidades están para aprovecharse y así lo deben hacer, tanto Diego Lainez como Orbelín Pineda, quienes dejaron España para emigrar hacia Portugal y Grecia, respectivamente. Ambos tendrán las oportunidades necesarias para recuperar su nivel y ponerse a punto de cara al Mundial de Qatar 2022.

Procedente del Betis, Diego Lainez ahora vestirá la camiseta del Braga; fue recibido como una estrella y de entrada llega para ser titular. Estará acompañado de Eugenio Pizzuto, centrocampista mexicano de 20 años que pasó del Lille al equipo portugués y lucha por un lugar en el primer equipo.

Respecto a Orbelín, se negó a regresar a México y al no ser contemplado por el Celta de Vigo, su nuevo club es el AEK Atenas que dirige el argentino y viejo conocido Matías Almeyda, quien ya trabajó con el “Maguito” cuando coincidieron en Chivas.

Con posibilidad de emigrar

Todavía falta un mes para que el mercado de fichajes en Europa se cierre, por lo que aún tres futbolistas mexicanos más podrían tomar sus maletas. Reportes indican que Víctor Guzmán, defensa de Xolos con 20 años de edad, es pretendido por el Besiktas de Turquía.

Medios internacionales también reportan que Jorge Sánchez, lateral del América, es pretendido por el Ajax e incluso ya lanzó una oferta de cinco millones de dólares, pero el club mexicano pide mínimo ocho por él. De igual manera, un club ruso ha preguntado por César Montes, defensa titular del Monterrey.

Te puede interesar: Meten ‘Gol’ a la TV abierta en el futbol mexicano