Después de anotar un gol para ayudar a Dinamarca a sellar su boleto a la siguiente fase de la Eurocopa, Joakim Maehle se dirigió directamente a la cámara de televisión y formó un número 10 con los dedos.

Eso fue por Christian Eriksen.

El gol de Maehle a los 82 minutos selló la victoria 4-1 sobre Rusia que le dio a Dinamarca el pase a los octavos de final del Campeonato Europeo como segundo lugar del Grupo B.

Después de que Eriksen se desvaneció poco antes del descanso en el debut y dos derrotas subsecuentes, los jugadores de Dinamarca finalmente celebraron frente a sus ruidosos y extasiados simpatizantes en el estadio Parken.

“Es una sensación de alivio y redención”, declaró Maehle.

Eriksen — quien porta la camiseta 10 de la selección — sufrió un infarto cardíaco y tuvo que ser resucitado con un defibrilador. Fue dado de alta del hospital el viernes.

Dinamarca, Rusia y Finlandia terminaron todos con tres puntos, pero los daneses tuvieron mejor diferencia de goles sobre las otras selecciones.

Bélgica es perfecta

Tres victorias, siete goles y con sus mejores jugadores sumando minutos.

Para Bélgica, la fase de grupos en el Campeonato Europeo difícilmente no pudo ser mejor.

Los belgas dieron cuenta por 2-0 de Finlandia para liderar el Grupo B, uniéndose a Italia y Holanda con el puntaje perfecto rumbo a los octavos de final.

Finlandia terminó tercero en su primer intervención en un gran torneo, superados por Dinamarca.

Sin embargo; un empate le hubiera dado el segundo lugar a Finlandia, por lo que ahora Finlandia tendrá que esperar los resultados de los otros equipos que terminen ene tercer lugar, debido a que hay una esperanza de que clasifiquen como uno de los mejores que terminaron en esa posición, lo cual luce complicado, ya que sólo pudieron sumar tres puntos de nueve disputados.

Te puede interesar:Holanda, sinónimo de perfección en la Eurocopa