¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional
imagen principal

COPASUDAMERICA

Es un Tigre enjaulado

Indigo Staff

Entre golpes, amenazas y sin jugar el segundo tiempo, el Sao Paulo conquistó el título de la Copa Sudamericana.

Los jugadores del equipo argentino de Tigre se negaron a regresar al terreno de juego kuego del descanso ya que, según alegaron, habían sido agredidos por miembros de la seguridad privada del estadio, que incluso llegaron a utilizar armas de fuego para amenazarlos.

“Nos han sacado dos revólveres, no se juega más”, dijo el entrenador de Tigre, Raúl Gorosito.


Dic 13, 2012
Lectura 2 min
portada post

"Nos han sacado dos revólveres, no se juega más”

- Raúl Gorosito

DT del equipo Tigre

Entre golpes, amenazas y sin jugar el segundo tiempo, el Sao Paulo conquistó el título de la Copa Sudamericana.

Los jugadores del equipo argentino de Tigre se negaron a regresar al terreno de juego kuego del descanso ya que, según alegaron, habían sido agredidos por miembros de la seguridad privada del estadio, que incluso llegaron a utilizar armas de fuego para amenazarlos.

“Nos han sacado dos revólveres, no se juega más”, dijo el entrenador de Tigre, Raúl Gorosito.

El árbitro castigó la negativa de Tigre dándole el encuentro por perdido con el resultado hasta entonces existente, 2-0, por lo que la Copa Sudamericana fue a parar a las vitrinas del Sao Paulo.

Los incidentes se originaron tras una pelea entre jugadores de ambos equipos al final de la primera parte.

Lucas, que jugará el próximo año en el París Saint Germain, y Osvaldo marcaron los goles paulistas.

Violento recibimiento

El autobús de Tigre fue recibido en el Morumbí por los hinchas de Sao Paulo con pedradas y el clima de hostilidad continúo en los minutos siguientes.

Al final del primer tiempo, un altercado entre jugadores de ambos equipos provocó las expulsiones de Paulo Miranda y del visitante Gastón Díaz, en un amague de pelea que obligó a intervenir a la Policía y de los agentes de seguridad privada del estadio.

Conmebol confirmó que Sao Paulo es el campeón “legal, irrefutable e inamovible” porque el árbitro chileno Enrique Osses cumplió con el reglamento al dar por terminado el partido cuando Tigre no se presentó.

El organismo aseguró que hará una investigación minuciosa para luego aplicar sanciones, porque es la primera vez que ocurren este tipo de  actos en los últimos 25 años.

Comentarios