Posiblemente México llegue al próximo Mundial de Qatar 2022 con un director técnico nacido en otro país; sin embargo, hay tres entrenadores nacionales que están buscando el pase a la primera Copa del Mundo en Medio Oriente con distintas selecciones.

En el rubro de estrategas han sido pocos los mexicanos que dirigen en el extranjero y casi todos con equipos, pero en este momento es una tercia mexicana que está buscando su propia historia con otros países distintos al de su origen, una situación poco habitual.

Javier Aguirre

El entrenador que ya dirigió al Tri en dos Mundiales (2002 y 2010) fue presentado oficialmente este jueves como nuevo dirigente de la selección de Egipto, y tiene la misión de clasificarlo a la Copa Africana de Naciones de Camerún, del próximo año, y al Mundial de Qatar.

‘El Vasco’ ha tenido una larga carrera en los banquillos fuera de México, al haber sido entrenador del Osasuna y Zaragoza, en España, y del equipo nacional de Japón, por lo que su experiencia llegará a un cuarto continente.

Aguirre cuenta con una base de jugadores con talento, pero necesita librar a los ‘Faraones’ de la dependencia que tienen por lo que pueda aportar Mohamed Salah.

Carlos de los Cobos

El exjugador del América ha tenido varias incursiones en Centroamérica. Desde 2006 ha formado parte del equipo de El Salvador, con quienes estuvo ligado durante tres años, ya que en 2009 terminó su acuerdo, de ahí se fue a dirigir al Chicago Fire de la MLS, y desde este año está otra vez al frente de los salvadoreños.

La tarea del mexicano es complicada, El Salvador ha clasificado a dos mundiales (1970 y 1982), en los que suma seis juegos, todos perdidos, sólo ha marcado un gol y recibido 22. Ni en Copa de Oro ha tenido buenos resultados, ya que los Cuartos de Final ha sido su máximo logro en cinco ocasiones.

Jacques Passy

Originario de Ciudad de México, licenciado en Ciencias de la Comunicación, Passy tiene tres años al frente del modesto equipo caribeño de Saint Kitts y Nevis, una selección que nunca ha jugado un Mundial y ni siquiera una Copa de Oro, su máximo logro es un subcampeonato de la Copa del Caribe que co-organizó con Antigua y Barbuda.

Su experiencia se limita a cuatro juegos como técnico de los Dorados de Sinaloa en la Liga de Ascenso, pero Passy tiene la confianza de la confederación caribeña para que los lleve a un resultado destacado.