La verdadera prueba para el estratega del Barcelona, Ronald Koeman, ha llegado. Mientras que los altibajos han caracterizado la temporada 2020-21 de los blaugranas, mostrando momentos de fortaleza en la Champions League y debilidad en la LaLiga, el partido de octavos de final ante el Paris Saint-Germain podría ser una pauta en su historia reciente.

Desde hace 14 temporadas los culés no han caído en la etapa de los octavos de este certamen. Fue en la campaña 2006-07 cuando el Liverpool los dejó fuera de la lista de los ocho mejores equipos europeos, sentenciando el partido por el criterio de goles de visitantes, luego del marcador global de 2-2.

El Barcelona dirigido entonces por Frank Rijkaard, que contaba con elementos de la talla de Ronaldinho, Messi, Xavi Hernández y Samuel Eto’o, no logró inclinar la balanza a su favor, permitiendo que el Liverpool de Rafa Benítez, que terminó por caer en la gran final frente al Milan, anotara dos tantos en el Camp Nou y se viera favorecido por el criterio de desempate.

En la presente temporada de Champions League, pese a igualar a la Juventus con 15 puntos, e incluso, superarlos en la diferencia de goles a favor, con una anotación más, el reglamento de la UEFA dictamina que los criterios para decidir quién prevalece en caso de empate son los siguientes: “los resultados en los dos partidos disputados entre ambos; así como ‘el gol average’ particular en sus dos enfrentamientos a lo largo de la Fase de Grupos”.

Debido a que, la diferencia de goles en los encuentros directos en la etapa de grupos, le favoreció a los de Turín, luego de una derrota en el Estadio Allianz por 2-0 y una victoria 3-0 en el Camp Nou, la “Vecchia Signora” alcanzó el liderato general del sector, lo que le permitió enfrentar al segundo puesto del C, y así evitar a un puntero de grupo en la fase de los octavos.

Para el Barcelona, el rival en turno será el Paris Saint-Germain, primer lugar del grupo H que, con cuatro victorias, dos empates y dos derrotas, superó por el criterio de goles de visitante en enfrentamientos directos al RB Leipzig de la Bundesliga.

Se volverán a ver las caras Barcelona y PSG

Barcelona y PSG son viejos conocidos en la Champions League. Desde la temporada 2012-13, únicamente Borussia Dortmund y Real Madrid se han enfrentado en más ocasiones (10 veces). Parisinos y blaugranas han estado frente a frente en ocho oportunidades, con saldo ampliamente favorable para los culé, que suman cuatro victorias, dos empates y dos derrotas.

Asimismo, el Barcelona ha eliminado al PSG en las últimas tres ocasiones que se han enfrentado en la Liga de Campeones: cuartos de final de la temporada 2012-13 (3-3 agregado); cuartos de final de la 2014-15, con victoria global de 5-1; así como en los octavos de final de la campaña 2016-17, por marcador de 6-5, lo que los convirtió en el primer equipo en remontar un margen de más de cuatro goles para acceder a la siguiente ronda.

Aunque la historia reciente en Champions League parece favorecer ampliamente al Barcelona, el conjunto parisino ha adquirido mayor experiencia en el torneo de clubes más prestigioso del mundo, alcanzando la gran final durante la temporada 2019- 20, en la que cayeron por la mínima frente al Bayern Múnich.

En esta ocasión, Barcelona y PSG tendrán ausencias por bajo nivel de juego o lesiones. Mientras que los parisinos deberán de prescindir de Neymar, su gran referente al ataque, por una lesión en el metatarsiano, el arsenal ofensivo blaugrana, comandado por Lionel Messi y Antoine Griezmann, se encuentra lejos de mostrar su mejor futbol.

Sabor mexicano

Con posible participación de mexicanos en los octavos de final, el Porto, con Jesús “Tecatito” Corona, recibirá en el Estadio Do Dragao a la Juventus; mientras que el Atlético de Madrid, líder de la liga española, buscará seguir avanzando en la competencia cuando se enfrente al Chelsea.

También puedes leer: Barcelona, a resarcir el daño en la Champions