Habrá que pensar dos veces las cosas antes de asegurar que Radamel Falcao no estará presente en la Copa del Mundo de este verano.

El colombiano, quien ayer fue dado de alta luego de haber sido operado de los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda, tiene amplias posibilidades de estar presente y ver acción en la justa mundialista de Brasil.

“La recuperación de este tipo de lesiones es de entre cuatro y seis meses, pero creo que si la cosa no se complica y se hace bien la rehabilitación, puede estar en el Mundial”, dijo a la agencia de noticias EFE, Gérard Saillant, uno de los mejores especialistas en el tratamiento de lesiones de rodilla a nivel mundial.

Las palabras de Saillant van en la misma línea que las de el doctor portugués José Carlos Noronha, tras haber operado el pasado sábado a Falcao.

“Mantengo la fe en que esté en el Mundial, a pesar de ser una fe con letra minúscula… Vamos a ir viendo porque va a depender de varias cosas”, afirmó el galeno.

Así es que “El Tigre” Falcao  aún no puede descartarse de jugar la Copa del Mundo.