En 120 años de historia, el Real Madrid no ha logrado imponerse a lo largo de una temporada en cada una de las competencias que disputa, por lo que en esta nueva campaña 2022-23 la ilusión se ha renovado en busca del sextete.

Hoy arranca ese camino y el primer campeonato en disputa es la Supercopa de Europa, que mide al campeón de la Champions League y al monarca de la Europa League. La misión de capturar los seis títulos tendrá su primera prueba ante el Frankfurt, en el Estadio Olímpico de Helsinki, en Finlandia.

A esta competición hay que sumarle La Liga, Copa del Rey, Supercopa de España, Mundial de Clubes y la Copa de Europa. Todos estos torneos son los que tratarán de ganar los “merengues” para ser apenas el tercer equipo que consigue todos los trofeos en un año, así como ya lo hicieron el Barcelona (2009) y el Bayern Munich (2020).

“Las victorias del año pasado refuerzan lo que creemos, pero tenemos que centrarnos en los próximos partidos. En esta próxima temporada hay seis títulos en juego y queremos luchar por todos ellos”, explicó Carlo Ancelotti, técnico del equipo español.

Real Madrid, por un puesto entre los más ganadores

Real Madrid disputará su octava Supercopa de Europa y tienen saldo a favor: cuatro victorias por tres derrotas. Si hoy arranca con el pie derecho, igualarán a Barcelona y Milan como los máximos ganadores de esta competición, con cinco.

Asimismo, este duelo le sabe al conjunto español como una revancha, pues la última vez que disputaron este título, en 2018, terminó en derrota y goleada por 4-2 frente a uno de sus acérrimos rivales: el Atlético de Madrid.

No solo como club buscan estar entre los más ganadores de este trofeo, sino Carlo Ancelotti también busca una misión personal. El director técnico italiano está empatado con Pep Guardiola como los estrategas con más campeonatos, con tres. De tal manera que este duelo ante el Frankfurt servirá para ser el más laureado al alcanzar su cuarta corona.

Entre el Madrid y el Eintracht hay poca rivalidad, pues el único juego entre ambos fue en la Final de la Copa de Europa de 1960, cuando los “merengues” se impusieron por marcador de 7-3. Así que 62 años después ambos clubes se ven las caras y de nuevo en una Final.

Para la “Casa Blanca”, fue algo increíble llegar a este partido. Tuvieron que superar al PSG, Chelsea, Manchester City y Liverpool hasta ganar la Champions League; ahora, su objetivo es demostrar que no hay nadie mejor que ellos en Europa y necesitan ponerle freno al Frankfurt.

“Ha sido un camino difícil y al mismo tiempo muy bonito. Estamos con mucha ilusión y muchas ganas, es el primer trofeo de la temporada. Estamos aquí para ganar y vamos a darlo todo para empezar la temporada de la mejor manera”, comentó Luka Modric, previo al encuentro.

El compromiso, Real Madrid lo enfrentará con el mismo 11 con el que arrancó en la Final de la Copa de Europa, así que los refuerzos Antonio Rüdiger y Aurélien Tchouaméni deberán esperar en la banca y ganarse gradualmente la oportunidad de ocupar un lugar.

La ilusión está al máximo

El Frankfurt tampoco llegó a este partido solo por suerte. Para disputar su primera Supercopa de Europa tuvo que echar de la Europa League primero al Betis, luego al Barcelona y en la Final ganó al Rangers de Escocia. Ahora, para mantenerse como el equipo revelación, necesitan doblegar al Real Madrid, favorito para imponerse en este partido.

Una de las figuras del Eintracht como lo es el colombiano Rafael Santos Borré, aseguró que no le temen al Real Madrid: “Debemos disfrutar de poder seguir haciendo historia y ganando cosas. Es una linda oportunidad. En esta final tenemos que estar sólidos y concentrados. Eso va a disminuir las posibilidades de ataque que ellos tengan”, explicó el delantero.

Si bien la temporada pasada terminaron sorprendiendo a nivel continental, el arranque de este año no ha sido el mejor. Hace una semana, en el inicio de la Bundesliga, perdieron 6-1 contra el Bayern Munich y para el duelo de esta tarde han perdido a una de sus principales piezas: Filip Kostić, quien cerró su fichaje con la Juventus y no viajó al enfrentamiento.

Se estrena el fuera de juego semiautomatizado

La Supercopa de Europa servirá como “experimento” para que la tecnología se siga usando en el futbol. El fuera de lugar semiautomatizado se estrenará para las competencias europeas entre clubes; es capaz de seguir 29 puntos corporales de cada jugador.

“Este innovador sistema permitirá a los equipos (personal) de VAR determinar las situaciones de fuera de juego de forma rápida y más precisa, mejorando la fluidez del juego y la consistencia de las decisiones”, aseguró el jefe de Arbitraje de la UEFA, Roberto Rosetti.

Te puede interesar: Real Madrid vs Eintracht; ¿Dónde ver el partido de Supercopa europea? Aquí te decimos