Los atletas canadienses que participan en Sochi, tienen un privilegio del que no gozan el resto de los competidores. 

Si quieren sentirse en casa o extrañan las bebidas de su país, lo único que tienen que hacer es mostrar su pasaporte en un refrigerador especial y éste les abrirá las puertas para que disfruten de una cerveza.

Fabricado por la compañía Molson Canadian, este refrigerador que se encuentra en la Villa Olímpica, solo puede ser utilizado por los canadienses, quienes podrán tomar de manera gratuita una bebida.

“Sabíamos que Sochi sería una oportunidad perfecta para el refrigerador de pasaporte, desde hace tiempo Molson Coors ha sido socio del Comité Olímpico Canadiense,” dijo a USA Today Forest Kenney, por medio de un correo electrónico. 

“Como parte de nuestra colaboración, nos invitaron a participar en la sede oficial de Canadá en la Villa Olímpica. 

“La foto que pueden haber visto circular es realmente alguien de nuestro equipo en la sede de Canadá, utilizando su pasaporte para abrir el refrigerador”, añadió Kenney