"... Todo lo que me pasó demuestra que en el futbol mexicano no se hacen los exámenes como corresponden...”

Omar Ortiz

Exfutbolista

Al cumplir su primer año preso por el delito de secuestro, Omar Ortiz, exportero de los Rayados de Monterrey, aseguró que los controles antidopaje que se realizan en el futbol mexicano no son confiables.

Desde el CERESO, en Cadereyta, el exjugador concedió una entrevista al diario La Afición, donde aseguró que durante toda su carrera se dopó y nunca dio positivo en los exámenes. 

“Siempre fui consciente (que me dopaba), pero nunca la utilicé para sacar una ventaja deportiva y mis objetivos tenían que ver con sentirme más fuerte y veloz. Pero me equivoqué y claro que me jodí. Mi problema fue que creía que la Federación Mexicana hacía los análisis de manera correcta y cuando me tocó la Conmebol salí positivo”, comentó “El Gato” a ese medio de comunicación.

“Incluso el día de la Final contra Cruz Azul me tocó doping y ya estaba tomando eso y no salió. Después, al arrancar el siguiente torneo, en la jornada dos me toca y no sale. No tengo dudas que todo lo que me pasó demuestra que en el futbol mexicano no se hacen los exámenes como corresponden o…que las muestras se quedan en los estadios y nunca llegan a algún laboratorio”, añadió el exfutbolista, a quien el año pasado le fue dictado formal prisión por secuestro y asociación delictuosa. 

“El Gato” no participó en ninguno de los secuestros, pero fue señalado como autor intelectual. Las indagatorias arrojaron que el exseleccionado nacional participó en los plagios debido a problemas económicos.

En 2010, Ortiz fue suspendido por la Conmebol tras dar positivo a un control antidopaje, luego de un partido de Rayados contra Once Caldas en la Copa Libertadores.

Ese mismo año, el exjugador de equipos como Necaxa y Atlante, fue suspendido por la Federación Mexicana por dar positivo a la oximetolona y dromostanolona, en el Torneo Bicentenario.