En un fin de semana marcado por el mayor despliegue militar para frenar las protestas que hay en Colombia (y que han dejado 47 muertes), hay una alegría: Egan Bernal conquistó el Giro de Italia.

El ciclista colombiano dejó atrás sus problemas en la espalda y ayer añadió el título del Giro a su victoria del Tour de Francia, luego de que mantuvo su ventaja en la última etapa hasta Milán.

Egan Bernal, quien ganó el Tour en 2019, completó la ruta de 30.3 kilómetros en 35 minutos y 41 segundos para conquistar la victoria por 1:29 minutos, el margen más grande en el Giro desde 2015.

“Es difícil darme cuenta de lo que he hecho. Acabo de ganar un Giro de Italia. No tengo palabras después de lo que ha pasado en estos dos últimos años”, comentó Bernal, de 24 años y quien ha batallado con una lesión en la espalda que lo obligó a abandonar el Tour de Francia del año pasado.

Damiano Caruso quedó en segundo y Simon Yates completó el podio al terminar 4:15 minutos detrás de Bernal, quien finalizó la competencia acumulando un tiempo de 86 horas, 17 minutos y 28 segundos.

Pese a las restricciones por la pandemia de coronavirus y los ataques militares hacia civiles, cientos de colombianos celebraron en Zipaquirá, una pequeña ciudad a 45 kilómetros al noreste de Bogotá, donde Bernal se crío y se inició en el ciclismo de montaña.

También puedes leer: El Giro de Italia se empieza a mover