En el futbol profesional siempre habrá un antes y después del verano del 2017.

El “Efecto Neymar”, llamado así al fenómeno que sucedió por la venta del Barcelona al París Saint Germain, pactada en 222 millones de euros, “convulsionó” el mercado por haber sido la transacción más cara de toda la historia.

Junto al “astro brasileño” le siguieron una serie de fichajes de jugadores que bien podrían ser motivo de estudio, pues sus costos superaron por completo a lo que pagó en su tiempo Real Madrid por Cristiano Ronaldo (94 millones de euros en 2009) o el valor de las cláusulas implementadas en sus cartas que inclusive son mayores a lo que Lionel Messi es tasado por el Barcelona.


Anterior a Neymar, el fichaje más caro había sido el de Paul Pogba al Manchester United en 2016

Precios exhorbitantes para futbolistas como Neymar, Kylian Mbappé o Ousmane Dembelé que figuran abajo de Ronaldo y “La Pulga”, las flamantes estrellas de nuestros tiempos que engalanan al planeta del balompié.

Al precio de los jugadores mencionados se les ha unido Philipe Coutinho, quien pasó del Liverpool al Barça este fin de semana y se confirmó como el fichaje más caro de toda la historia del conjunto blaugrana y tercero en los últimos tiempos.

Elementos que salvo Neymar en el Santos y Barcelona, los demás apenas pintan como promesas o simplemente no han figurado individualmente, ni qué decir de conquistar galardones como Balones de Oro y Botas de Oro que en la última década han recaído en Messi y Cristiano, los protagonistas de siempre.

Éstas han sido las contrataciones más estratosféricas de los últimos meses, las que cambiaron para siempre la historia del futbol y pusieron de moda el término de “Fair Play Financiero”.

NEYMAR

Sin duda será el fichaje por el que más se hablará por el resto de los años venideros… o al menos hasta que haya otro que lo supere.

Lo cierto es que el jugador amazónico pasó a la historia moderna como el mayor “lujo” adquirido por los París Saint Germain y su dirigencia, conformada por empresarios árabes.

Neymar había firmado en marzo de 2017 apenas un contrato que lo ligaba con el Barcelona hasta 2021, con una cláusula ascendente que estaba estipulada para la presente campaña en 222 millones de euros.

La renovación significaba dos cosas: el vínculo afectivo con el Barcelona se reforzaba y se aseguraba, por entonces, a una figura que podría recoger la estafeta que dejaría Messi en el corto plazo.

Pero todo cambió cuando el PSG llegó con chequera en mano a la “Ciudad Condal”: puso sobre el dinero sobre la mesa, le endulzó el oído a “Ney” y fijó su adquisición en la más alta de todos los tiempos.

Aquello fue apenas el comienzo de un “efecto dominó” e inflación que cambió el rumbo en el mercado.

KYLIAN MBAPPÉ

Fichado Neymar, el PSG no escatimó en recursos otra vez y decidió ir por un jugador con amplio futuro: el francés Kylian Mbappé.

18

Millones de euros anuales cobrará Mbappé en el París Saint Germain

Cuando todos pensaban que el jugador optaría por el Real Madrid, club que se encontraba negociando con la directiva del principado, los parisinos no sólo pagaron la cláusula contractual de 180 millones de euros, sino que le doblaron el salario de 7 millones de euros anuales que le ofrecían los “Merengues”.

Mbappé al final terminó por estampar su firma en un contrato en el cual cobra 18 millones de euros por campaña, para ser, con tan sólo 19 años de edad, el jugador joven mejor pagado del mundo.


Kylian Mbappé se convirtió en el jugador joven mejor pagado del mundo con su pase al París Saint Germain

“El PSG es el equipo de mi ciudad, es como si un niño madrileño del Madrid tiene la oportunidad de jugar en su equipo y se va a otra parte, a otro país. No, no, yo quería jugar en el PSG y estoy muy contento por ahora de cómo se están sucediendo las cosas”, señaló el novel futbolista en días pasados para el periódico Marca.

OUSMANE DEMBELÉ

“Herido” porque le quitaron a uno de sus jugadores insignias, el Barcelona salió a comprar en el pasado mercado de verano, pero se topó con un problema: si sus arcas se hincharon de dinero por la venta de Neymar, más de un equipo le iba a cotizar alto.

Tal sucedió con Ousmane Dembelé, quien un año antes el Borussia Dortmund apenas lo había adquirido en 15 millones de euros; ahora le había puesto un precio de 90 millones de euros, sin embargo, las negociaciones llegaron hasta los 130, precio que finalmente Barça desembolsó por el extremo zurdo galo.

Dembelé ahora goza una cláusula superior a la de Messi: 700 millones de euros tomando en cuenta que tiene 20 años y el club desea evitar riesgos como lo que ocurrió con Neymar.

La clásusula de recisión de Lionel Messi apenas es de 400 millones.

PHILIPPE COUTINHO

Un caso similar al de Dembelé ocurrió con Philippe Coutinho. En julio pasado, el Barcelona había ofertado 80 millones de euros, según la prensa inglesa.

Sin embargo, PSG se entrometió en la negociación y se llegó a especular que el equipo parisino estaba dispuesto a pagar hasta 100 millones de euros para que Coutinho hiciera pareja con Neymar.

57

Goles anotó Coutinho en el Liverpool durante más de cinco campañas

El jugador permaneció en la institución y fue hasta el presente mercado invernal cuando el Barcelona logró hacerse de sus servicios, llevándose a un jugador que comienza a figurar en la selección brasileña.

“Philippe insistía ante mí, ante los propietarios (del Liverpool) e incluso ante sus compañeros que estaba desesperado por que este traspaso se produjera. Pese a todo, nos las arreglamos para retenerlo en el mercado de verano”, expresó Jürgen Klopp, entrenador de los “Reds”, lamentando la partida de Coutinho al Barça.

Fichajes costosos

[table id=89 /]