Novak Djokovic dio otro paso en la dirección correcta para mantenerse como número uno del ranking ATP al vencer el 6-3 y 6-2 a Aslan Karatsev en su debut en el Abierto de Italia.

El serbio, a la caza de un sexto título en Roma, exhibió su habilidad como contragolpeador al final del primer set al correr para alcanzar una pelota que picó cerca del poste de la red y luego retrocedió para devolver con una volea de revés que le dio el punto.

Fue el tipo de jugada que Novak Djokovic ejecutaba todo el tiempo el año pasado cuando estuvo muy cerca de acaparar los cuatro títulos de Grand Slam en un mismo año.

En una de sus pistas predilectas, el astro serbio celebró el punto haciendo un gesto que instó al público del Campo Centrale para que aplaudiera más fuerte. Muchos se pusieron de pie.

Lee también: Alcaraz supera a Djokovic y jugará la final en el Abierto de Madrid

“Siempre buscas brindar puntos que emocionen y que sean atractivos, ganándolos para poder celebrar con la gente”, dijo Djokovic. “Es lo que quiere la gente, quieren energía, emoción y ver buen tenis”.

“Hemos ofrecido muy buenos puntos. Siempre es excelente jugar en el coliseo del tenis”, dijo el campeón de 20 citas de Grand Slam.

Fue una actuación bastante nítida para Djokovic, quien cometió 10 errores contra los 36 de su rival ruso.

Djokovic necesita alcanzar las Semifinales en Roma para mantenerse como número uno del ranking mundial.

En caso contrario, Daniil Medvedev escalará a la cima y será el máximo preclasificado para el Abierto de Francia que arranca dentro de 12 días.