3.09

horas duró la Final entre ‘Nole’ y Murray


"Creo que ganar Wimbledon es la cima del tenis. Todavía no me lo puedo creer"

Andy Murray

Tenista británico


Esta fue apenas la octava victoria de Murray sobre Djokovic en 19 ocasiones que se han enfrentado, pero fue la más importante

El tenis de toda Gran Bretaña ya no tendrá que vivir solo del recuerdo de Fred Perry, y es que a partir de ayer, comenzó el reinado de Andy Murray como nuevo monarca del Grand Slam de Wimbledon.

En un partido desgastante, lleno de emociones y donde ninguno de los protagonistas se guardó nada, Murray se convirtió en el primer tenista inglés que conquista este torneo desde que Perry lo hiciera por última ocasión en 1936.

El originario de Glasgow, Escocia, se impuso 6-4, 7-5 y 6-4 al serbio Novak Djokovic, relevando en el trono de este torneo a Roger Federer.

La batalla sobre la hierba fue épica, con un primer set que duró 59 minutos, un segundo de 69′ y un tercero con 61′, para totalizar un desgastante encuentro de tres horas y nueve minutos.

La última manga fue llena de tensión para Murray, quien vio cómo “Nole”, aún cansado por el juego de la semifinal ante Juan Martín del Potro, le arrebataba tres puntos para partido.

Finalmente Murray pudo darle la satisfacción a toda Gran Bretaña y a él mismo, de ser profeta en su tierra e iniciar un reinado que desde hace más de siete décadas era esperado por los aficionados.

Bartoli celebra

A sus 28 años de edad, Marion Bartoli conquistó su primer título de Grand Slam y se convirtió en la nueva monarca de Wimbledon.

La italiana superó en la Final a Sabine Lisicki por 6-1 y 6-4 en una hora y 21 minutos.

Bartoli ascendió a la séptima plaza mundial, se embolsó un millón 600 mil libras esterlinas (2.3 millones de dólares aproximadamente) y es la campeona femenina número 42 de un Grand Slam en la era profesional. 

La transalpina aprovechó los nervios de una Lisicki que no pudo con la presión y que terminó por derramar algunas lágrimas ante la impotencia de no poder hacer ese mismo juego que le permitió dejar en el camino a Serena Williams. .

Bartoli se coronó si perder un set, y sin enfrentar a una de las primeras 15 del ranking mundial, ya que su camino fue ante Svitolina (82), McHale (70), Giorgi (93), Knapp (104), Stephens (17), Flipkens (20) y Lisicki (24).

Hermanos maravilla

Los hermanos estadounidenses Bob y Mike Bryan conquistaron en Wimbledon su cuarto Grand Slam consecutivo, un logro que ninguna otra pareja había firmado en la Era Open.

Los primeros cabezas de serie en Londres, que además se hicieron con el oro olímpico el pasado verano, se impusieron en la final a la pareja formada por el croata Ivan Dodig y el brasileño Marcelo Melo por 3-6, 6-3, 6-4 y 6-4.

Los hermanos Bryan completan con Wimbledon una racha que comenzó al término de 2012 con su victoria en el Abierto de Estados Unidos y continuó en Australia, en enero, y en París, el mes pasado.

Sobre la hierba del All England Club, la pareja estadounidense se hizo con el décimo quinto Grand Slam de su carrera.