Los Seattle Seahawks informaron el lunes que los exámenes del cuello del linebacker Darrell Taylor han salido bien y no descartan que juegue el próximo lunes contra los Saints.

El entrenador de Seattle, Pete Carroll, dijo que tanto una tomografía como una resonancia magnética han demostrado que Taylor no tiene una lesión en el cuello y que podría haber sufrido más bien una lesión en el hombro en el último cuarto de la derrota del domingo ante Pittsburgh.

“Fue un duro golpe. Tendremos que esperar y ver cómo es, pero podría ser algo más en su hombro incluso mientras lo resolvemos”, comentó Carroll.

Taylor fue retirado del terreno de juego en una camilla durante una prolongada pausa en el último cuarto como medida de precaución, luego de que su cuello se comprimiera en una colisión.

Carroll señaló que Taylor estaba molesto de haber sido inmovilizado y quería levantarse y salir caminando del campo por su cuenta.

Lee también: Pittsburgh derrota a los Seahawks con el sello de la casa: su defensiva

El linebacker fue trasladado a un hospital de Pittsburgh luego de la lesión, pero fue autorizado a volar a casa con el equipo después del partido.

“Cuando retiran a un muchacho de esa forma, la amenaza es enorme”, dijo Carroll. “Salió bien, así que esperamos lo mejor y podría tener la oportunidad de jugar esta semana”.