"Todas las manifestaciones políticas y comerciales de los atletas en la pista están prohibidas”

Reglamento de la IAAF

sobre promoción de marcas

Así como superó a todos sus rivales en las tres competencias en las que participó en el Mundial de Atletismo realizado en Moscú, el jamaiquino Usain Bolt también dejó atrás a los propios jueces del evento realizado el sábado pasado.

Según los reportes de diferentes medios europeos, el 10 veces medallista en estas competencias hizo publicidad encubierta, acto que debe ser penado con la descalificación, según el reglamento de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés).

Tras conquistar los 200 metros, el centroamericano promovió la marca Samsung al utilizar una cámara que le proporcionó uno de los miembros de su staff y comenzar a tomar fotos por todos lados. Incluso él mismo posó ante los fotógrafos internacionales para ser retratado con cámara en mano.

Samsung, que dejó de apoyar la Diamond League para patrocinar a Bolt, le habría pagado una cifra millonaria al velocista para promocionar esta novedosa cámara, supuestamente la más rápida del planeta.

Sobre estos temas, el reglamento de la IAFF apunta: “Todas las manifestaciones políticas y comerciales por parte de los atletas en la pista están prohibidas”.

Finalmente, Bolt logró evadir la sanción y terminó por convertirse en el atleta más galardonado en los mundiales de atletismo.

Estados Unidos también se salva

El equipo de relevos 4×100 de Estados Unidos también infringió el reglamento de la IAAF, por lo que debió haber sido descalificado, pero regresó  a casa con la medalla de plata.

Como lo demuestran las imágenes de la carrera, Justin Gatlin,  último corredor del equipo estadounidense, dio cuatro zancadas fuera de su carril e incluso molestó a un rival jamaiquino.

Los jueces no vieron esta acción, por lo que Estados Unidos ganó una nueva medalla. Gran Bretaña no corrió con la misma suerte, ya que perdió el bronce porque uno de sus representantes se adelantó más de 10 metros de la marca del relevo.