"No podría ser mejor. Pienso que es imposible mejorar una relación plantilla-entrenador como la que yo tengo”

José Mourinho

DT del Real Madrid

Los problemas en la casa del Real Madrid van en aumento. La presión por estar a ocho puntos de distancia del Barcelona comienza a hacer estragos en el vestidor del conjunto merengue.

Luego de las declaraciones de Cristiano Ronaldo, quien dijo sentirse triste, ahora lo que se vive en el seno madridista es un divorcio.

A unas horas de debutar en la Champions League, un artículo publicado en el diario El País aumenta la incertidumbre sobre el Madrid.

En palabras del periodista Diego Torres, los jugadores ven muy difícil poder remontar la desventaja que tienen en la Liga. Además de haber perdido la admiración en su técnico, a quien no le ven mucho tiempo dirigiéndolos.

“Los jugadores son muy pesimistas. Creen que la Liga está prácticamente perdida y que Mourinho no acabará la temporada. Se empeña en jugar de una forma previsible”, publica El País.

En el mismo artículo, Torres asegura que José Mourinho duda de la lealtad de sus jugadores, de quienes no duda que puedan estar haciendo mal las cosas para afectarlo.

“Mourinho sospecha de sus jugadores y cree que se dejan ir en los partidos para perjudicarle personalmente. Tiene una manía persecutoria con los jugadores, especialmente con el grupo de españoles”, escribió Torres en su artículo Bloqueo por falta de práctica.

Mourinho no ayuda a sanar las heridas del vestidor e incluso las abre más, al dar declaraciones donde critica a algunos de sus elementos por el mal paso.

“No tengo equipo. El futbol no es prioritario en la vida de algunos futbolistas, solo hay dos o tres que tengan la cabeza comprometida. Y si eso pasa es mi culpa”, dijo el técnico portugués al final del encuentro del fin de semana, donde cayó 1-0 ante el Sevilla.