David Ortiz se convirtió ayer en el cuarto dominicano en llegar al Salón de la Fama de las Grandes Ligas. Con 77.9 por ciento de los votos emitidos por la prensa autorizada, el “Big Papi” se unió así a Juan Marichal (1983), Pedro Martínez (2015) y Vladimir Guerrero (2018) como los representantes de la nación caribeña en Cooperstown.

El famoso “Big Papi”, quien es considerado como uno de los mejores bateadores designados de la historia, registró 20 temporadas como profesional. Terminó con un promedio de bateo de .286, acumuló dos mil 472 hits, de los cuales 541 fueron cuadrangulares y 632 fueron dobles, así como mil 768 remolcadas y anotó mil 419 veces.

Fue invitado 10 veces al Juego de Estrellas y ganó en siete ocasiones el Premio Bate de Plata en su carrera.

Ganó tres campeonatos de Serie Mundial junto a los Boston Red Sox, siendo el más recordado el de 2004, con el que se rompió la llamada “Maldición del Bambino”, la cual se extendió por 84 temporadas, a pesar de llegar en cuatro ocasiones al “Clásico de Otoño” (1945, 1967, 1975 y 1986).

Lee también: Finalmente llegó el día: Jeter entra mañana a Cooperstown

Ese campeonato de 2004 también es histórico porque Boston se levantó de un 0-3 en la Serie de Campeonato ante los New York Yankees y Ortiz fue un jugador clave para que se concretara dicha hazaña.

En 2013 ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial