La inflación no es un tema particular de la economía mexicana. Hoy en día en Europa se están pagando precios exorbitantes por futbolistas que están lejos de ser considerados los mejores jugadores del mundo.

Tan sólo durante la temporada 2017-2018, 14 de los equipos más grandes del mundo ha gastado poco más de 2 mil 400 millones de euros.

El conjunto que más ha gastado es el Barcelona, quien ha invertido en refuerzos 312 mil 500 millones de euros en los fichajes de Yerry Mina (11.8 millones de euros), Philippes Coutinho (160 millones y Ousmane Dembélé (140 millones).

En contraste, el Real Madrid sólo ha destinado 42.5 millones de euros en los traspasos de Theo Hernández y Dani Ceballos.

Sin embargo, la gran inversión que ha realizado el equipo catalán no se ha visto reflejado en títulos. En 2017 sólo consiguieron hacerse de la Copa del Rey.

Mientras que el Real Madrid vivió en 2017 el mejor año de su historia. El equipo de Zinedine Zidane se alzó con cinco títulos: La Liga española, Champions League, Super Copa de Europa, Super Copa de España y el Mundial de Clubes.

Batalla de billetazos

No sólo el Barcelona ha gastado cantidades absurdas esta temporada. El Manchester City desembolsó 249 mil 300 millones de euros en refuerzos, mientras que el PSG pagó 238 millones con la esperanza de sobresalir en torneos europeos.

Otros de los equipos que han gastado enormes cantidades son: Chelsea, Milan, Liverpool, Manchester United, Juventos, Bayer Munich, Atlético de Madrid y el Arsenal. Todos ellos con inversiones más grandes que el Real Madrid.

Foto: MARCA
Foto: MARCA