1

victoria es la que ostenta en el Apertura

Una frustración sin fin, el orgullo pisoteado y un entrenador en la cuerda floja, sin contar las miles de burlas de las que fue objeto una vez más.

 

Lo anterior es el saldo que dejó la derrota ante el América para un equipo como Cruz Azul, cuya afición se pregunta con resignación, ¿y ahora qué es lo que sigue?

 

La continuidad de Tomás Boy pende de un hilo. Será el principal tema del que se debatirá durante la semana sobre un entrenador que llegó para ser la solución y tal parece que se ha contagiado de la “malaria” cementera.

 

Dicen que en el futbol las formas importan… y mucho, la manera en cómo perdieron el Clásico Joven debió haber encendido las alarmas en La Noria, donde desde hace varias semanas comienzan a barajar nombres sobre un posible sustituto de Boy y quien salve el proyecto del presente torneo.

 

De entrada, Rubén Omar Romano se perfila como la opción más viable para ser el “bombero” que la nación celeste espera y ayer comenzó a sonar más fuerte su nombre para entrar al quite.

 

No sólo el ánimo dejó trastocada la moral del Cruz Azul, sino también su posición en la clasificación general. La Máquina ha perdido terreno en el torneo y ya se ubica en la décimo quinta posición con tan sólo ocho puntos y una sola victoria contabiliza en el actual Apertura 2016.

 

Por si fuera poco, aunque suene descabellado, el fantasma del descenso comienza a acercarlo, al caer a la posición 13 del rango y haber sido alcanzado en la puntuación por los Xolos de Tijuana.

 

Los cementeros cuentan con 96 puntos en 76 partidos para un coeficiente te de 1.2632.

 

Están a tres puntos de distancia de Jaguares de Chiapas, en antepenúltimo del rubro y a 10 del colero Monarcas Morelia, equipo que viene repuntando para evitar la quema.

 

La próxima semana visitan Tuxtla Gutiérrez, ante unos alicaídos felinos del sur que son ya el último lugar de la tabla general y que pudieran representar para los capitalinos como un bálsamo.

 

De lo contrario, la posibilidad de una clasificación parece esfumarse una vez más para el Cruz Azul prematuramente.