El dramatismo en un Mundial tiene que pasar por Croacia, que llevó hasta la tanda de penaltis su partido de Octavos de Final frente a Japón, para imponerse por 3-1, tras empatar a un gol en los 90 minutos reglamentarios y los tiempos extra.

Dominik Livaković, arquero croata, fue el gran héroe, pues atajó tres disparos de los nipones desde los 11 pasos, adivinando cada uno de ellos.

En el tiempo regular, Japón inició sorprendiendo, pues a finalizar el primer tiempo, al minuto 43, Daizen Maeda adelantó al conjunto asiático, soñando con poder avanzar a Cuartos de Final por primera vez en su historia.

No obstante, la respuesta del actual subcampeón del mundo no tardó en llegar, pues en el segundo tiempo comenzó con su ataque incisivo y llenar de centros al área, hasta que tuvieron su recompensa.

Ivan Perisic remató de cabeza un buen centro para anotar el gol del empate y comenzar un juego nuevo. A pesar de que Croacia intentó terminar el encuentro en el tiempo reglamentario, no pudieron encontrar el arco.

Los nipones jugaron al contragolpe y también tuvieron un par de oportunidades, pero Livaković ya daba muestras de que sería su gran noche al evitar que su marco volviera a caer.

Finalmente, la tanda de penaltis le dio el pase a Croacia, que ahora espera a Brasil o Corea del Sur como rival en los Octavos de Final.

El conjunto europeo espera repetir la hazaña de llegar a la Final del Mundial, pero ahora sí alzar el título en Qatar 2022.