Los Cowboys regresaron a pesar de los errores de Dak Prescott, para darle la vuelta al score y vencer 28-20 a los Giants, resultado que acaba con su racha de tres derrotas consecutivas en el Thanksgiving Day de NFL.

En la tradicional celebración, el novato ala cerrada de los Cowboys Peyton Hendershot corrió para un touchdown de 2 yardas antes de dirigir a las alas cerradas a la olla del Ejército de Salvación (Salvation Army) para una celebración estilo juego salón.

La victoria puso fin a una racha de tres derrotas consecutivas en esta fecha para los Cowboys (8-3), que se colocaron un juego por delante de los Giants en la NFC Este mientras barrían la serie de la temporada.

Los pases de TD de Prescott a Schultz se produjeron con cinco minutos de diferencia en el tercer cuarto, convirtiendo un déficit de 13-7 en una ventaja de 21-13. El primero fue de 15 yardas en tercera y gol.

El quarterback de Dallas tiene 10 victorias consecutivas sobre los Giants desde que perdió ante ellos dos veces cuando los Cowboys terminaron 13-3 en su año de novato en 2016.

Saquon Barkley fue limitado a 39 yardas por tierra con un touchdown de 1 yarda detrás de una línea ofensiva improvisada que perdió a tres titulares debido a una lesión en la tercera derrota en los últimos cuatro juegos para los Giants (7-4).

Dallas, el líder de la NFL en capturas, derribó a Daniel Jones tres veces y lo limitó a 14 yardas por tierra después de que corrió para primeros intentos siete veces en el primer encuentro, una victoria de Dallas por 23-16.