El argentino David Nalbandian nunca se imagino que su berrinche le fuera a costar algo más que una eliminación del torneo.

La acción que sorprendió a todos los asistentes a la final de Queen’s, ahora es investigada por la policía británica, luego de que al parecer se levantó un denuncia por supuesta agresión contra el tenista.

Nalbandian fue descalificado del torneo londinense cuando había ganado el primer set por 7-6 (3) y perdía el segundo por 4-3.

Tras ver cómo el croata Mari Cilic rompía su servicio, el argentino golpeó la base de la silla donde estaba el juez de línea Andrew McDougall.

Todo parecía haber quedado en un golpe intencional, pero McDougall acabó con la pierna sangrando.

Luego de esta acción se determinó descalificar del torneo a Nalbandian por comportamiento “antideportivo” .

La organización del torneo de Queens, preparatorio para Wimbledon, que comienza el próximo 25 de julio, anunció que retirará al argentino el premio de 44 mi 945 euros (56 mil 522 dólares) reservado para el finalista de Queens y que podría imponer al tenista una multa adicional de 7 mil 800 euros (9 mil 809 dólares) .

“Lo siento mucho por el juez. No quería hacer eso, pero a veces te enfadas. A veces no puedes controlarlo y pasan ese tipo de cosas. Cuando le di la patada al plafón no quería hacerlo con tanta fuerza”, explicó Nalbandian, quien ya había sido multado en enero de este año, en el Abierto de Australia, por arrojar agua sobre un empleado del torneo.

El director de Queens, Chris Kermode, opinó por su parte que hay que “perdonar” al tenista argentino y “seguir adelante”.