¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional
imagen principal

MUNDIAL2022

Una sede caliente

Juan Reyna Loa

Aún faltan cinco años para la organización de su Mundial… y ya  comienza a tambalearse. La realización de la Copa del Mundo de Qatar en 2022 podría estar en severo riesgo en caso de continuar con la crisis diplomática que por estos días ha estallado entre los países miembros de la Liga Árabe contra el estado qatarí por supuesto apoyo a organizaciones terroristas como Isis o Al Qaeda.


Jun 6, 2017
Lectura 5 min
portada post

$500 Millones de dólares semanales designa Qatar para infraestructura al Mundial

En 2013, la Revista France Football consignó la corrupción del comité organizador de Qatar por presunta compra de votos para obtener la sede del Mundial 2022

Aún faltan cinco años para la organización de su Mundial… y ya  comienza a tambalearse. La realización de la Copa del Mundo de Qatar en 2022 podría estar en severo riesgo en caso de continuar con la crisis diplomática que por estos días ha estallado entre los países miembros de la Liga Árabe contra el estado qatarí por supuesto apoyo a organizaciones terroristas como Isis o Al Qaeda.

Emiratos Árabes, Bahrein, Egipto, Yemen y Arabia Saudita son algunas naciones que rompieron relaciones con la nación sede del Mundial 2022, lo cual abre la interrogante de un posible boicot contra la organización de la máxima fiesta futbolera, como ha ocurrido con la Copa de Naciones del Golfo, a celebrarse en diciembre en Doha.

“Aún faltan cinco años para el Mundial. En este tiempo deberían tener prioridad las soluciones políticas por encima de la amenaza del boicot.

“Pero una cosa es absolutamente segura: la comunidad del futbol debería estar de acuerdo en que no se pueden jugar grandes torneos en países que apoyen activamente el terrorismo”, declaró Reinhard Grindel, presidente de la Federación Alemana de Futbol, la única autoridad que se ha pronunciada al respecto.

En contraparte, la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), emitió un comunicado a manera de respaldo, y aunque si bien no descartó cualquier posibilidad de cambiar o confirmar la sede, indicó que mantiene constante comunicación con el comité organizador.

“La FIFA está en permanente contacto con el comité organizador local y los distintos actores involucrados en el Mundial 2022. No haremos de momento más comentarios al respecto”, expresó el organismo rector del balompié en el planeta.

El contexto político del rompimiento de las relaciones entre  el resto de los países árabes con respecto a Qatar, se debe a que lo acusan de apoyar a Irán y al extremismo islámico.

Por ahora, la medida diplomática ya ha afectado al futbol: el equipo árabe Al Halil rompió su contrato de patrocinio con la aerolínea Qatar Airways, el cual se había renovado en mayo por un total de 16 millones de dólares por año.

A fines del mes pasado, las mencionadas naciones censuraron a medios de comunicación qataríes como Al Jazeera por presuntos comentarios del emir de dicho país,  jeque Tamim Al Hamad Al Thani, quien “alabó a Irán como un poder islámico y criticó la política del presidente estadounidense Donald Trump hacia Teherán”, capital de Irán, reportó la cadena CNN.

Las declaraciones del jeque Al Hamad aparecieron en el sitio oficial de la agencia de noticias del gobierno qatarí, lo que fue desmentido y calificado como un “hackeo” por parte del estado cuyo territorio albergará el Mundial 2022.

Polémica sede

El tema de Qatar 2022 ha sido un dolor de cabeza para la FIFA. Primero con su designación, la cual causó polémica e indignación entre las federaciones europeas.

En 2013, la Revista France Football consignó corrupción en la organización por presunto compro de votos por parte de las autoridades qataríes a miembros de otras federaciones, como las africanas y de Concacaf.

Los estadios que acogerán los partidos también se han convertido en el centro de la noticia al exhibirse esclavismo en la construcción de los mismos.  De los 12 inmuebles, sólo uno ha sido entregado en su totalidad, el Estadio Internacional Khalifa, terminado a principios de mayo.

Cinco de esas canchas aún no comienza su construcción, mientras que el resto apenas está en remodelación o edificación. Según la agencia francesa de noticias AFP, Qatar gasta alrededor de 500 millones de dólares semanales en la construcción de infraestructura para el Mundial.

Otro factor a considerar ha sido el calor. En 2015, la FIFA anunció que Qatar 2022 será el primer mundial que se desarrolle en el invierno boreal, esto debido a las altas temperaturas registradas durante el verano.

La medida ocasionó el repudio entre la mayoría de las federaciones de futbol en el mundo, principalmente en aquellos cuyos calendarios futbolísticos se desarrollan de agosto a mayo.

El Mundial de Qatar se realizará del 21 de noviembre al 18 de diciembre, en un tiempo récord de 27 días.

Además, será el último en el que se juegue bajo el actual formato de 32 selecciones para dar paso a la reforma que comenzará a partir del 2026, donde se disputará entre 48 países.

Por ahora, se mantiene en suspenso si será posible o no llevarse a cabo en Qatar.

El bloqueo

Éstas son las naciones que están en contra de Qatar:

>> Arabia Saudita

>> Emiratos Árabes Unidos

>> Yemen

>> Bahrein

>> Egipto

>> Libia

Comentarios