La edición especial de la Copa América denominada Copa Centenario 2016 en Estados Unidos pende de un hilo.

Con el escándalo mundial de corrupción en FIFA y los arrestos de funcionarios de Conmebol y Concacaf, la realización del certamen del próximo año está bajo amenaza de cancelación.

Así lo dijo José Luis Meiszner, secretario general de la confederación sudamericana, al programa Radio América, de Argentina, al considerar que incluso los involucrados en la organización del evento tienen fondos congelados.

“Hoy por hoy hay que ponerle un extraordinario interrogante a la posibilidad de jugar esa Copa.

“El presidente de una de las confederaciones está detenido, las empresas titulares de derechos tienen bloqueados sus fondos, nadie puede decir que las cosas van a ser como están previstas”, explicó el directivo.

Siete dirigentes de la FIFA, casi todos latinoamericanos, fueron arrestados en Zúrich, Suiza, por casos de corrupción y sobornos por 100 millones de dólares en la concesión de los derechos comerciales para varias ediciones de la Copa América, incluida la de Chile.

“Es una situación que todavía no ha decantado y hay que estar preparados para tener enormes turbulencias”, dijo Meiszner.