Tokio registró este martes un récord diario de contagios de coronavirus, días después de la inauguración de los Juegos Olímpicos.

La capital nipona reportó dos mil 848 nuevos casos de COVID-19, su peor dato desde los dos mil 520 del pasado 7 de enero. Con estos, Tokio acumula más de 200 mil infecciones desde el inicio de la pandemia el año pasado.

La ciudad está bajo su cuarto estado de emergencia, que se extenderá más allá del final de los Juegos Olímpicos y terminará justo antes del inicio de los Paralímpicos a finales de agosto.

Los expertos habían advertido que la variante Delta del coronavirus, más contagiosa, podría causar un repunte durante los Juegos, que comenzaron el viernes.

Los contagios entre la población más joven y sin vacunar aumentaron drásticamente, apuntaron los expertos. La campaña de vacunación nacional perdió ritmo por las dudas sobre el suministro.

Muchos de los cuadros más graves afectan a los mayores de 50, que son mayoría entre los cerca de tres mil hospitalizados en la ciudad. Las autoridades pedirán a los centros hospitalarios que aumenten su capacidad en alrededor de seis mil camas, según reportes.

Lee también: Tokio 2020 se desmorona: otro país renuncia a los Juegos Olímpicos y hay 71 contagios de COVID

La campaña de vacunación nipona comenzó tarde y lenta, pero remontó en mayo durante varias semanas a medida que se estabilizó la importación de vacunas y el gobierno del primer ministro Yoshihide Suga aumentó la presión para vacunar a más ciudadanos antes de los Juegos. Según el ejecutivo, el 25.5 por ciento de los japoneses completaron la pauta de vacunación.

Pese a todo, Japón sigue teniendo menos contagios y decesos que muchos otros países en el mundo. Hasta el lunes, tenía un total de 870 mil 445 contagios confirmados en todo el país, con 15 mil 129 decesos.