Después de que Rusia realizara acciones militares en Ucrania, el caos de este enfrentamiento ya tiene sus primeras secuelas en el plano deportivo, moviendo torneos y desatando la división de los deportistas.

Todo comenzó con un mensaje del jugador del Manchester City, y también capitán de la Selección de Ucrania, Oleksandr Zinchenko, quien luego de saber la decisión de Rusia le mandó un mensaje agresivo al presidente de ese país, Vladimir Putin, por medio de sus redes sociales.

“Espero que mueras de la forma más dolorosa, monstruo. No me puedo quedar al margen y no posicionarme. En la foto se ve mi país en el que nací y crecí. El país que defiendo en el deporte a nivel internacional. Un país que tratamos de glorificar y hacer grande. Un país cuyas fronteras deberían permanecer inviolables. Mi país pertenece a los ucranianos y nadie se va a apropiar de él”, escribió el jugador.

No fue el único deportista que externó su punto de vista, ya que el piloto de Fórmula 1, Sebastian Vettel, confirmó que él no estará presente en el Gran Premio de Sochi, pues en su consideración no es prudente realizar un evento deportivo en un país que ha desatado el caos.

“Me he levantado sorprendido. Es horrible ver lo que pasa. Por mi parte, mi opinión es que no debería ir, no iré. Creo que no estaría bien hacer una carrera en Rusia. Lo siento mucho por las personas inocentes que pierden la vida, que mueren por razones estúpidas, por unos ‘dirigentes muy extraños y locos’”
Sebastian VettelPiloto de Aston Martin

Incluso, el campeón de Fórmula 1, Max Verstappen de (Red Bull), apoyó a su compañero, confirmando que: “cuando un país está en guerra, lo correcto es no correr allí, eso es seguro. Pero lo que cuenta no es lo que pienso, decidirá el conjunto del paddock”.

La Fórmula 1 es la organización donde más reacciones se han tenido, pues la escudería Haas decidió quitar a un patrocinador ruso de sus monoplazas, esto con la finalidad de no verse en polémicas creyendo que apoya más a un país que a otro.

El balón se para por conflicto en Ucrania

Como era de esperar, el futbol es otro de los deportes que se está viendo afectados. Para empezar, los jugadores brasileños de los dos equipos más importantes en Ucrania pidieron ayuda para salir del país, pues tienen miedo de que a ellos y a su familia les pase algo.

“Estamos realmente desesperados. Estamos viviendo un caos', escribió el zaguero del Shakhtar Marlon Santos en Instagram. “Contamos con la ayuda de nuestros clubes. Pero la desesperación es agonizante. Esperamos por la ayuda de nuestro país. Hablamos en nombre de todos los brasileños en Ucrania'
Marlon SantosJugador del Shakhtar

En el caso de la Champions League, la UEFA, convocó hoy a una reunión extraordinaria para evaluar la situación relativa a la invasión de Ucrania por Rusia, donde además de evaluar los escenarios que se tienen en el torneo, se espera que la Final de la Liga de Campeones, programada para el 28 de mayo en San Petersburgo, sea movida.

“La UEFA comparte la importante preocupación de la comunidad internacional por la situación de seguridad que se desarrolla en Europa y condena enérgicamente la actual invasión militar rusa en Ucrania.

“Estamos tratando esta situación con la máxima seriedad y urgencia. El Comité Ejecutivo de la UEFA tomará decisiones al respecto y las anunciará mañana (hoy)”, explicó el organismo en un comunicado de prensa.

Por otra parte, el basquetbol es otro deporte afectado, pues la selección española está en espera de que su similar de Ucrania confirme su partido pendiente y podría haber cambios importantes en la Euroliga, donde ya hay dos partidos pospuestos precisamente porque se disputaban en territorio ruso.

La Euroliga es la primera organización que expresó que en caso de ver que sus jugadores corran peligro, cambiará por completo el calendario.

Vale decir que en la Primera y Segunda Guerra Mundial, tres ediciones de los Juegos Olímpicos no se realizaron, además de que también por 12 años, de Francia 1938 a Brasil 1950, no hubo Copa del Mundo.

También puedes leer: F1: Vettel no correrá en el GP de Rusia tras invasión a Ucrania