Cuando todo parecía perdido para las Chivas, una luz en los minutos finales del partido se encendió para que lograran el empate frente a Atlas.

El momento anímico del Guadalajara al cierre del “Clásico Tapatío” favoreció al equipo rojiblanco para hacer vibrar el Akron.

Fernando Beltrán tomó la pelota y cayéndose sirvió la pelota a Carlos Cisneros, quien hizo una recepción dirigida para vencer a Camino Vargas y poner el 1-1 final.

La anotación, puso fin a la mala racha de 443 minutos sin gol como local para Chivas, y aunque aún no ganan en el torneo, este punto les cayó de maravilla.

El conjunto de Ricardo Cadena no hizo pesar su superioridad numérica al inicio del juego, pues Luis Reyes fue expulsado al 9′.

Atlas sufrió, pero supo aguantar hasta que se emparejó el partido, pues Miguel Ponce también se fue del encuentro con tarjeta roja al 38′.

Con igualdad de condiciones arrancó el segundo tiempo y Atlas fue un poco mejor, tuvo las ocasiones más claras y lo reflejó en el marcador.

A balón parado, Julián Quiñonez cobró un tiro libre directo que se paseó por el área chica para incrustarse en la red y poner el 1-0.

Lee también: América levanta el vuelo frente a Pumas y los humilla con goleada

Poco a poco la intensidad por el empate empujó a Chivas a dominar el encuentro hasta empatarlo e incluso poder ganarlo.

En un contragolpe, Sergio Ormeño tuvo la posibilidad de anotar al bombear el esférico ante la salida de Vargas, pero el disparo se fue por arriba de la portería.

Guadalajara llegó a seis puntos, pero es lugar 17 de la tabla general; mientras que Atlas es 12 con ocho unidades y desplazó a Pumas.