Sergio Pérez vio cortada su racha de podios consecutivos, luego de finalizar en la cuarta posición en el GP de Estiria.

En una carrera que fue dominada y ganada por su compañero Max Verstappen, “Checo” cedió su lugar en el podio luego de una mala parada en pits.

Una vez más, los mecánicos de Red Bull le jugaron una mala pasada al mexicano, y tardaron 4.8 segundos, tiempo que ya no pudo recuperar y al final quedó a medio segundo del tercer lugar, el finlandés Valtteri Bottas.

“Checo” comenzó la carrera desde la cuarta posición y atacó desde el principio para ubicarse en la tercera posición tras rebasar a Lando Norris; sin embargo, Bottas venía detrás de él y en la vuelta 27, Pérez salió a pits y ahí ocurrió el error.

Lee también: “Checo” Pérez, a cambiar la historia en Austria con Red Bull

El cambio de neumáticos duró apenas 4.8 segundos, apenas un suspiro, pero una eternidad para el mundo de Fórmula Uno y el finlandés tomó una ventaja definitiva para completar el podio junto con Lewis Hamilton y Verstappen.

Pero Pérez hizo sufrir a Bottas. En las últimas 25 vueltas, recortaba la distancia, por lo que volvió a los pits, apostando a rebasar con llantas nuevas al de McLaren. Poco le faltó, una vuelta y Sergio hubiera concretado el rebase.

El próximo fin de semana, ahora bajo el nombre de Gran Premio de Austria, pero que se volverá en la misma pista de hoy (Spielberg), Sergio tendrá una nueva oportunidad de cambiar su suerte en un circuito donde históricamente no ha podido subir al podio.

El cuarto lugar de hoy es su mejor resultado en la casa de Red Bull, que mantiene el dominio en el campeonato de constructores.

Tras la carrera, Verstappen se afianza en la cima del Mundial de Pilotos con 156 puntos;  Hamilton le sigue con 138 y Pérez ocupa el tercer lugar con 96.