La consigna para Diego Simeone es clara: conquistar la Liga de Campeones de la UEFA. Alzar la “orejona” se ha convertido en la obsesión del “Cholo” quien, con títulos de LaLiga, Europa League, Copa del Rey, Supercopa de España y Supercopa de Europa, ha renovado la ilusión por salir campeón del máximo torneo de clubes y saldar las deudas con la afición del Atlético de Madrid.

El sorteo de los octavos de final ha puesto enfrente al Chelsea como rival de los Colchoneros. Desde la temporada 2013-14, primera participación del entrenador argentino en la Champions League, Atlético de Madrid ha avanzado a los cuartos de final en cinco de sus ocho participaciones.

Con Simeone al frente, el Atlético ha mantenido una tendencia positiva contra rivales ingleses. De los ocho duelos disputados frente a clubes británicos, los españoles han logrado la victoria en cuatro ocasiones, empatado en tres y caído solo en una.

De las ocho veces en las que los rojiblancos se han medido a rivales de la Premier League, cuatro han sido ante el Chelsea. Los antecedentes más recientes en Champions League frente a los “Blues” fueron durante temporada 2017-18 en la fase de grupos, y fueron un preludio a su posterior eliminación en la primera etapa de la competición.

Sin embargo, el momento cumbre en competiciones europeas entre ambos clubes tuvo lugar en las semifinales de la 2013-14, cuando el Atleti eliminó a los entonces dirigidos por José Mourinho, aunque la final en Lisboa fue para el Real Madrid.

El recuerdo más fresco frente a rivales ingleses en Champions League se remonta a la temporada 2019-20, cuando, antes de la pandemia, Atlético de Madrid llevó a cabo una hazaña histórica para avanzar a los cuartos de final. En el partido de vuelta de octavos en Anfield, Marcos Llorente y Álvaro Morata marcaron en los tiempos extra para eliminar al Liverpool.

Por otra parte, al momento, Atlético de Madrid se mantiene en la cima de la Liga de España, superando por tres unidades al Real Madrid. Pese a que solamente ha permitido tres derrotas en 29 partidos disputados entre la Champions League y el campeonato local, a cambio de 19 triunfos y siete empates, los rojiblancos dejaron escapar una importante victoria en la jornada 24 frente al Levante, cayendo por 2-0 en el Estadio Wanda Metropolitano.

En tanto, el Chelsea se complicó la vida en su partido más reciente, al sacar el empate a uno ante el Southampton, con lo que permitió que el West Ham se trepara al cuarto sitio de la Premier y se quedara con el sitio para ir a la próxima Champions, por el momento.

Amplio favorito

En el otro encuentro del día, para el Bayern Múnich será el primer enfrentamiento oficial ante la Lazio de Roma. Aunque el conjunto italiano solamente ha perdido uno de sus seis partidos de Champions League frente a rivales alemanes, por dos victorias y tres empates, el cuadro teutón llega como amplio favorito para llevarse la serie, luego de haber conquistado el “sextete” (Bundesliga, Copa de Alemania, Supercopa, Mundial de Clubes, Champions League y Supercopa de Europa).

Aun habiendo caído 2-1 frente al Frankfurt en la fecha 22 de la Bundesliga, Bayern permanece en el primer lugar de la competición, con dos puntos más que RB Leipzig, su principal perseguidor.

En tanto, la Lazio sigue luchando por alcanzar posiciones europeas en la Serie A, afianzándose en el quinto lugar del certamen, con las mismas unidades que el Atalanta, equipo que mañana recibirá al Real Madrid.

Finalmente, el último encuentro del segundo bloque de la ida de los octavos de final será entre el Borussia Monchengladbach y el Manchester City, actual líder de la Premier League.

También puedes leer: Hospital merengue, jugadores lesionados de Real Madrid