Los Brooklyn Nets impusieron el jueves a Kyrie Irving una suspensión de al menos cinco partidos sin goce de sueldo y se mostraron indignados por la negativa persistente del jugador a declarar que no tiene creencias antisemitas.

Horas después de que Irving se negó a expresar la disculpa que buscaba el comisionado de la NBA Adam Silver por la publicación en Twitter de un enlace a una producción audiovisual antisemita, los Nets anunciaron que Irving no está actualmente en condiciones de asociarse con el equipo.

“Nos alarmó hoy que, cuando se le dio la oportunidad en una sesión de prensa, Kyrie se haya negado a decir de manera inequívoca que no tiene creencias antisemitas o a reconocer que hay contenido específico de intolerancia en la película. No fue la primera vez que tuvo esta oportunidad y se negó a aclararlo”, lamentaron los Nets en un comunicado.

“Semejante incapacidad de repudiar el antisemitismo cuando se tiene una oportunidad clara de hacerlo es profundamente indignante, va en contra de los valores de nuestra organización y constituye una conducta que va en detrimento del equipo. En consecuencia, determinamos que él no está actualmente en condiciones de asociarse con los Nets de Brooklyn”.

El equipo aseguró que había realizado varios intentos en los últimos días para ayudar a que Irving entendiera el daño y peligro de sus palabras y acciones. Sin embargo, quedó claro durante la entrevista tras la práctica del jueves por la mañana que nada había cambiado.

Irving se negó de nuevo a disculparse, al decir sólo que no quiso hacer daño. Consideró falsas algunas cosas que se dicen en la película “Hebrews to Negroes: Wake Up Black America”, pero no llegó a señalar que no debió haber publicado un enlace a esa producción.

Lee también: Kyrie Irving donará 500 mil dólares, tras discurso antisemita

Se le preguntó después si tenía creencias antisemitas, y contestó que no. “No puedo ser antisemita si sé de dónde vengo”, dijo Irving.

El jugador y los Nets habían anunciado el miércoles, en conjunto con la Liga Antidifamación, que cada parte donaría medio millón de dólares a causas que luchan contra la intolerancia. Sin embargo, Silver consideró que Irving tenía que dar pasos adicionales.

Es la segunda temporada consecutiva en que los Nets han alejado a Irving del plantel. El año pasado, se negó a vacunarse contra el COVID-19, por lo que no pudo jugar partidos como local. Eventualmente, se reintegró al club para jugar los encuentros de visita en diciembre.