¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
imagen principal

LandonDonovan

Cartuchos o bombas

Juan Reyna Loa

El arribo del estadounidense se une al de otras figuras que llegaron a la Liga MX con poco que aportar en la cancha, pero mucho por generar en ingresos y morbo


Ene 17, 2018
Lectura 5 min
portada post

Con el fichaje de Landon Donovan al León, la Liga MX prosigue una estela que lo ha caracterizado el último lustro: la adquisición de “bombas mediáticas”.

Sin embargo, no todas las contrataciones han resultado exitosas, pues algunas de ellas fueron contraproducentes o simplemente “cartuchos quemados” cuya “pólvora” no explotó como en antaño.

Tal fue el caso de Ronaldinho. Para muchos, la contratación del “astro” brasileño con los Gallos de Querétaro, hace casi cuatro años, se convirtió en el fichaje del siglo si tomamos en cuenta la trascendencia mediática que tuvo, además de la trayectoria del futbolista en cuestión.

2 Torneos jugó Ronaldinho en el futbol mexicano

Querétaro pasó de ser una plaza poca atractiva al epicentro del fenómeno “Dinho”.

No obstante, fueron más los excesos extra cancha y fiestas de las que  se habló del brasileño, cuyo nivel tan sólo le alcanzó para disputar una Liguilla con los Gallos y obtener un subcampeonato en el Clausura 2015, aunque sin el peso cien por ciento dependiente del exjugador de clubes como Barcelona y Milan.

Su actuación más brillante ocurrió en un encuentro ante América, goleando a las Águilas 4-0 con dos tantos del Gaúcho en abril de 2015.

Otro brasileño de renombre mundial que resultó un fiasco fue Bebeto.

José Ricardo Gama de Oliveira, conocido como Bebeto y quien fuera campeón del mundo con la “Canarinha” en Estados Unidos 1994, tuvo un paso fugaz de tres meses en los Toros de Neza, equipo al que llegó para jugar el torneo Invierno 1999.

En los años 70 y 80 al futbol mexicano llegaron jugadores como Eusebio o el polaco Grzegorz Lato

Sin embargo, Bebeto se marchó al no adaptarse a nuestro país, además de que situaciones extra cancha afectaron su rendimiento, como reconoció en una entrevista para ESPN.

“Tristemente tuve muchos problemas ahí. Quedé muy triste por la gente de México, por los mexicanos; me quedé tres meses, pero la verdad sufrí mucho. Padecí un atraco y un terremoto, sinceramente quedé un poquito asustado”, aseguró.

En la misma década de los 90 también arribaron a nuestro balompié jugadores como José Mari Bakero (Veracruz) o Bernd Schüster (Pumas), mientras que en los 70 y 80 figuraron el portugués Eusebio (Monterrey), así como también el polaco Grzegorz Lato (Atlante).

PEP ‘CARTUCHO’

Un ejemplo similar en cuanto a expectación como el que se vivió con Ronaldinho, años antes se vio con el arribo de Pep Guardiola a Dorados de Sinaloa.

Guardiola jugó el primer semestre del 2006 con el equipo de Culiacán, sin embargo sólo pudo disputar 10 partidos de los 17 que duró el torneo de Clausura, en donde anotó un gol en la jornada 16 frente a Jaguares de Chiapas.

Al final, Pep no pudo evitar el descenso de los Dorados a la Liga de Ascenso y el catalán se retiraría definitivamente de las canchas, no sin antes haber alcanzado la gloria en clubes como el Barcelona en la década de los 90 y años después se convertiría en el artífice, siendo entrenador, de un equipo de época comandando a Lionel Messi y compañía.

SÍ EXPLOTARON

Entre los jugadores con amplio cartel que sí brillaron en nuestro país de manera reciente, se destacan tres nombres: Emilio Butragueño, Iván Zamorano y Claudio “Piojo” López.

30 Goles anotó Iván Zamorano con el América en cuatro torneos cortos

Tras una espectacular carrera con el Real Madrid y la selección española, Butragueño llegó a nuestro futbol para retirarse, no sin antes dejar huella en el modesto Celaya, equipo que recién aparecía en la Primera División.

En la temporada 1995-1996, la primera del “Buitre” con los ascendidos Toros, alcanzó la final del futbol mexicano y casi le da el título a su equipo en la cancha del Azteca, de no haber sido porque no conectó un balón con la cabeza en el último minuto de la final contra Necaxa.

Emilio Butragueño fue figura del Real Madrid y en 1995 llegó para reforzar a los Toros del Atlético Celaya

No obstante, el “Caballero de las canchas” se ganó el reconocimiento del público mexicano jugando hasta 1998.

Quienes sí ganaron títulos fueron Zamorano y López, ambos con el América.

Al chileno, figura de su selección y de clubes como Real Madrid e Inter de Milán, le tocó cortar una sequía de 13 años sin títulos de Liga para el América, al formar parte del equipo que se coronó en el torneo Verano 2002, integrando una importante dupla con Luis Hernández.

De la misma forma, “El Piojo” formó un tridente de ensueño con Cuauhtémoc Blanco y Kléber Boas para llevar a los azulcremas a la conquista del torneo de Clausura 2005.

A ellos también se les ha sumado André Pierre Gignac, futbolista francés de los Tigres, quien en plenitud de facultades recaló en la UANL hace casi tres años para tomar protagonismo y ya contabilizar en su haber tres títulos de Liga y un campeonato de goleo.

Bajo ese mismo tener espera su compatriota Jeremy Menez repetir los éxitos en el América.

Landon Donovan arriba a León como el mejor jugador de todos los tiempos en el futbol de los Estados Unidos y a sus 36 años espera aportarle calidad a “La Fiera”.

Comentarios