La trilogía entre Canelo y Gennady Golovkin se decantó de forma clara para el pugilista mexicano, quien ganó por decisión unánime.

No obstante, no todo es felicidad para el tapatío, pues tras la pelea reveló que tendrá que dejar el boxeo por un tiempo.

Al menos, el monarca de peso Supermedio del CMB, AMB, OMB y FIB ya no peleará más en este año; poniendo fin a su actividad, luego de vencer a “GGG”.

Peleó lastimado

En entrevista para TV Azteca, Canelo Álvarez destacó que subió al ring lastimado de la mano izquierda, situación que acarrea desde hace ya varias peleas.

Reveló que desde el pleito con Caleb Plant, cuando se convirtió en monarca unificado de las 168 libras tenían problemas físicos.

Poco a poco se han ido agravando, siendo la pelea ante Dmitry Bivol y Golovkin, las que más le han cobrado factura, así que se someterá a una cirugía.

Lee también: Canelo Álvarez se impone en la trilogía; vence a Golovkin por decisión unánime

“Di lo que pude, lo que estuvo en mis manos. Me quedo satisfecho con el resultado. Tengo que hacerme cirugía en mi mano (izquierda).

“Es como si fuera unos meniscos de la rodilla, se opera con laser. tengo unos quistes y me los van a quitar. Son seis semanas de recuperación”, explicó el pugilista.

¿Le falló el estado físico?

Conforme avanzó la pelea, Canelo bajó el ritmo y permitió que Golovkin tomara el control, lo cual le ocasionó problemas.

Debido a esto, Saúl Álvarez destacó que por la lesión no pudo entrenar como se debe, pues si bien su estado físico lo entrenó bien, al fin el boxeo se trata de tirar golpes.

“A veces no se puede entrenar al cien por ciento con una lesión, yo corría y todo, pero tienes que tirar madrazos, mi mano no me dejó al cien por ciento y me quedo con el resultado. Volveré bien el siguiente año”, finalizó.