El Chelsea necesitó solo del segundo tiempo para imponer sus condiciones y llevarse el título de la Europa League tras vencer 4-1 al Arsenal, en un choque entre equipos londinenses, representantes de la Premier League pero con poca presencia de futbolistas de su país.

Al comienzo del encuentro celebrado en Bakú, Azerbaiyán, solo un jugador inglés estaba sobre el césped, el atacante Ainsley Maitland-Niles, mientras que los otros 21 eran de distintas nacionalidades.

Justo esa globalización ha permitido el crecimiento de equipos como el Chelsea, cuyos goles fueron del francés Olivier Giroud, el español Pedro y dos del belga Eden Hazard, quien al término del encuentro confirmó su salida de los ‘Blues’ y posiblemente sea el nuevo refuerzo del Real Madrid.

En un juego cerrado durante los primeros 45 minutos, como ha sido comúnmente cada que se lleva a cabo el Derbi de Londres, el Chelsea cambió de ritmo en el inicio del segundo tiempo y aprovechó los errores del Arsenal para tomar una ventaja inalcanzable.

Este partido también marcó el primer título europeo para el técnico italiano Maurizio Sarri, de 60 años, así como el retiro del portero checo Petr Cech, quien continuará como parte del Arsenal y quien fuera campeón de Champions con el Chelsea

Por los ‘Blues’, al minuto 75 ingresó Ross Barkley para ser el único británico del equipo campeón en ver acción.