Apenas a los cinco minutos de arrancado el choque de trenes Italia-Inglaterra, viene un tira-tira inglés, en el contraremate de Glenn Johnson, el defensa del Liverpool, a bocajarro se cantaba ya como gol allá en la tribuna de los súbditos de la Reina Isabel, solo que olvidaron que bajo los postes italianos hay un tremendo celador, Gianluigi Buffon, el de la Juventus cuya experiencia, colmillo retorcido y tremendos reflejos le permite de un manotazo casi sin ver el balón, rebotar ese obús inglés y luego, con autoridad, abrirse paso en un mar de guerreros ingleses e italianos para hacerse del balón.

Después de esta no hubo disparo inglés que inquietara al portero de Italia.

Mienten en los penaltis

Todos aquellos ligerones que siguen insistiendo con que los penaltis son como una lotería, nada de eso, los penaltis requieren concentración, práctica, sangre fría, carácter, técnica y muchas horas de ensayo, tanto para el que va a ejecutar como para el portero, nada de suerte señores, aquí la ley es del gran Gianluigi, héroe de héroes hoy en la Italia que sufre… y deja sufrir.

Del juego ni quien se acuerde   

Fueron 90 minutos y luego otros 30 de juego intenso y desgastante, de una lucha en el medio campo que se fue inclinado de a poco a poco del lado italiano, de hecho las más claras oportunidades se dieron precisamente por parte de la “Squadra Azzurra” en tres descolgadas tremendas.

El bipolar Balotelli

Este hijo de ganeses es todo un caso. Al técnico italiano le han dicho de todo y mire que allá en Italia cuando se trata de insultar lo hacen de manera impecable, por insistir en mantener no solo en la selección sino en la titularidad a este personaje que parece salido de un libro de cuentos raros.

De entrada anoche lució un peinado tipo mohicano más espantoso que sus tremendas fallas ante el arco inglés, dos por pensársela demasiado como le viene ocurriendo y la otra por un paradón del arquero inglés Hart, luego ya en el segundo tiempo extra, solo en el área chica, simplemente porque esa noche traía la mira chueca, no hay otra explicación para tantas fallas de este súper dotado del Manchester City al que hay que soportarle todo, hasta el hartarse de fallar.

Aquí no es box

En donde se puede ganar por decisión, aquí solo los goles cuentan y aunque la “Squadra” tuvo el dominio y las oportunidades, el 0-0 es tan real que se convierte por cierto en el primer empte sin goles de esta Euro 2012.

Lo que de automático nos manda derechito a los tiempos extra.

La misma historia

Italia con el balón y dueño del terreno, Inglaterra apostando a una genialidad que nunca llega.

La “Squadra Azurra” con la pelota y el manejo del juego, peros sin resultados, hasta que los ingleses nos llevan al sitio por el que apostaron desde el arranque, los penaltis, en donde la historia la escribe el héroe italiano de mil batallas, Gianluigi Buffon, que los mete de automático a jugarse la vida con el más poderoso de todos en la Euro, la Alemania casi perfecta, pero esa será otra historia, hoy solo se vale celebrar la victoria italiana.

Foto: AP