Brasil esperó una eternidad para conquistar el oro en el futbol masculino, lo único que le faltaba a su lujosa vitrina de trofeo. Lo consiguió finalmente ganarlo hace cinco años como anfitrión y el sábado añadió el segundo título consecutivo en Japón.

Con un gol del delantero Malcom en la prórroga, la “Canarinha” venció 2-1 a España para proclamarse bicampeón.

España tendrá que seguir esperando para su segunda consagración olímpica. La Roja ibérica ganó su único oro hace 29 años en los Juegos de Barcelona 1992.

Malcom, atacante del Zenit de San Petersburgo, marcó el gol decisivo tanto tras un contragolpe y con la ayuda de la displicencia del zaguero Jesús Vallejo, que perdió la marca, a los 108 minutos de partido.

Matheus Cunha abrió la cuenta en el segundo minuto de descuento de la primera mitad y Mikel Oyarzabal empató al 61’.

Brasil revalidó su corona en el mismo estadio de Yokohama, donde el tridente de Ronaldo, Ronaldinho y Rivaldo, les dio el pentacampeonato en el Mundial de 2002.

Así, la “Canarinha” emula a sus rivales sudamericanos Argentina (2004-2008) y Uruguay (1924-1928) con dos títulos consecutivos.

México se quedó con el bronce el viernes, al ganarle a Japón 3-1 en el partido por el tercer lugar. Fue apenas la cuarta medalla para la Delegación Mexicana en estos Juegos.

Lee también: México conquista el Bronce y la cuarta medalla en JO tras derrotar a Japón

Fue la segunda prórroga seguida que disputó Brasil en pocos días, luego de tener que irse a la tanda de penaltis para doblegar a México en las semifinales.

Para España fue el tercer alargue en el torneo y eso quizá explica por qué al equipo europeo le faltó la gasolina en los dos tiempos extras ante los brasileños, que estuvieron siempre más cerca del segundo.

España pudo haber evitado que la final se fuese a una prórroga cuando un potente zurdazo desde fuera del área de Gil se estrelló contra el larguero, con el portero Santos vencido, pero no fue así y hoy Brasil es bicampeón olímpico en futbol.