Cuba se abre al boxeo profesional, luego de que cinco de sus púgiles comenzarán a pelear en circuitos profesionales a partir de mayo próximo.

El alcance del acuerdo anunciado el lunes no quedó del todo claro, pero lo que es un hecho es que la promotora mexicana Golden Ring, asentada primordialmente en Aguascalientes, será la encargada de hacerlo.

“Llegó el momento, llevamos años estudiando esta posibilidad”, dijo Ariel Sainz, vicepresidente del estatal Instituto del Deporte en una comparecencia especial en la televisión cubana el lunes por la noche.

La isla, una potencia a nivel amateur, vetó la práctica boxeo profesional en la década de 1960. La nación caribeña acusó a las carteleras de la disciplina rentada de ser sangrientas y no contemplar el interés de los peleadores, sino de los empresarios.

El éxito acompañó al boxeo en la isla con gran dominio de medallas en Juegos Olímpicos, una tradición que aún perdura: el año pasado, en Tokio, los púgiles de la nación caribeña se llevaron cuatro oros y un bronce.

Lee también: Investigación asegura que hubo “manipulación” en el boxeo de Río 2016

De esta manera, estrellas de fama internacional, como Teófilo Stevenson y Felix Savón nunca saltaron al profesionalismo.

Alberto Puig, presidente de la Federación Cubana de Boxeo, dijo el lunes que se firmó un convenio con la empresa que dirige el promotor mexicano Gerardo Saldívar para que represente a los cubanos.

Mediante el convenio, los boxeadores entrenarán en Cuba e irán a participar en las carteleras con sus entrenadores y médicos bajo el nombre de “Domadores de Cuba”.

Las ganancias serán en 80% para los atletas y el resto se lo repartirán entre el equipo del deportista (técnicos y médicos) y la federación, aunque la prioridad serán los compromisos olímpicos.