Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, insistió que la Copa América se puede disputar este mes en su país pese a la crisis por la pandemia de coronavirus, lo que ha desatado críticas por parte de congresistas y expertos en salud.

“Si depende del gobierno federal, la Copa América se jugará en Brasil”, dijo Bolsonaro en Brasilia. “Fui consultado por la Confederación Brasileña de Futbol y por nuestra parte es positivo. En lo que mí respecta, los ministros, incluyendo a nuestro ministro de salud, todo está zanjado. Será una realidad”.

Sin embargo, más de 463 mil personas han fallecido por COVID-19 en Brasil, registro de decesos que solo está por debajo de Estados Unidos. Y se pondrá peor, pues los expertos anticipan otra oleada del coronavirus a fines de junio. Actualmente, la mayoría de hospitales aún tienen más de 80% de sus salas de cuidados intensivas ocupadas por contagiados.

La CONMEBOL, ente rector del futbol sudamericano, anunció el lunes pasado a Brasil como anfitrión del torneo, luego que Argentina desistió por una segunda oleada del virus en el país.

Algunos gobernadores y alcaldes plantearon su oposición a ser parte del torneo. Otros indicaron que los partidos podrán disputarse bajo estrictos protocolos sanitarios.

Piden apoyo de Neymar para cancelar Copa América

El senador Renán Calheiros hizo un llamado al delantero para no apoyar la Copa América en Brasil. “No necesitamos este campeonato ahora… necesitas anotar algunos goles para cambiar este marcador”, dijo durante la sesión legislativa de ayer.

También puedes leer: Copa América se queda sin sede; Argentina fue descartada por confinamiento COVID