El regreso de la fase de grupos de la Champions League, tras el parón de la Fecha FIFA, pondrá a prueba al Barcelona con las bajas de Lionel Messi y Frenkie de Jong, quienes no entraron a la convocatoria por decisión técnica, y que deberá retomar la senda del triunfo después de haber caído en LaLiga frente a Atlético de Madrid y agravado su crisis.

Con saldo de dos derrotas y solamente un empate, el Dinamo de Kiev es, junto con Ferencvaros de Hungría, el rival más endeble del Grupo G, encabezado por los blaugranas y Juventus, primero y segundo lugar, respectivamente, por lo que el partido no debería representar grandes contratiempos para el Barcelona.

Pese a los malos resultados, el timonel de los culés, Ronald Koeman, se ha aventurado a darle descanso a dos de sus mejores piezas, el astro argentino y la joven promesa de los Países Bajos, quienes acumulan 1,924 minutos entre liga y Champions, buscando darles oportunidad a algunas piernas frescas.

Koeman asegura que la situación en la competencia continental es positiva, con nueve unidades sumadas, por lo que tienen la oportunidad de darle descanso a Messi y de Jong.

La situación de Champions League es bastante buena con nueve puntos y es muy buen momento para darle descanso a estos dos jugadores”; expresó en conferencia de prensa.

Aunque existen suficientes futbolistas en el plantel del Barcelona para suplir la ausencia del ‘10’, la nómina de mediocampistas no parece ser suficiente para suplir a de Jong. Además de Gerard Piqué, quien se suma a la lista de lesionados, el Barcelona no podrá contar con los servicios de Sergio Busquets y Sergi Roberto, quien puede fungir como contención o volante defensivo.

Al momento, pese a los buenos resultados en Champions, los blaugranas se mantienen en el decimotercer lugar de la clasificación general del campeonato local, con solamente 11 unidades conseguidas en ocho partidos, por lo que la situación anímica del club no pasa por un momento positivo.

En la cuerda floja

La situación del subcampeón de la temporada pasada luce cada vez más apremiante. En el tercer lugar del Grupo H con solamente tres unidades, el Paris Saint-Germain deberá comenzar a sumar de a tres para meterse en la pelea, pues sus rivales directos, Manchester United y el RB Leipzig, aún no conocen la derrota.

El PSG deberá repetir el resultado de las semifinales de la campaña anterior, cuando vencieron a los “Toros Rojos” por contundente 3-0. En la presente temporada, Leipzig venció a los parisinos 2-1.

En tanto, para afianzarse a la cima del Grupo H, Manchester United recibirá en el Old Trafford al Istanbul BB, equipo que ya les arrebató las tres unidades en la jornada tres de la presente campaña, por marcador de 2-1.

También puedes leer: El rival Dynamo Kiev minimiza a Messi y Barcelona