Los estigmas dentro de la lucha libre han existido desde siempre. Eso le ha tocado comprobar a Baby Love, quien ha enfrentado los comentarios negativos de aquellos que no aceptan la presencia de mujeres dentro de los deportes de contacto.

“El camino de la lucha libre no es fácil. A veces te topas con gente buena, a veces te topas con gente mala, pero debes de aprender a sobrellevar a las personas y sobrellevar las cosas”, explica la luchadora de Kaoz Lucha Libre, en entrevista con Reporte Índigo.

Baby Love, quien es el rostro femenino de esta empresa en Monterrey, Nuevo León, acepta que, pese a que ella le ha tocado vivir ese ambiente hostil, su amor por este deporte no ha cambiado, ya que desde muy pequeña supo que estar arriba de un ring sería su destino, al comenzar a entrenar a los ocho años.

“Yo tomé la decisión de entrar en la lucha libre, o más bien fue como un juego para mí porque agarré el celular de mi papá y le mandé mensaje a uno de mis maestros. En ese momento yo le escribí haciéndome pasar por mi papá, y le expliqué que mi hija quería entrenar y que quería saber lo que se siente estar arriba de un ring, mi sorpresa fue que ese entrenador respondió que sí, que me llevara a una arena para ver cómo me iba adaptando.

“Cuando me respondió eso a mí no me quedó de otra más que decirle a mi papá la verdad, en lugar de enojarse se sorprendió porque cómo era posible que yo, a la edad que tenía, quería entrenar lucha libre, para esa edad era para que yo pensara en otro deporte o quisiera entrar a clases de ballet, algo así, pero no, yo me fui a un deporte que es rudo y así empezó todo como un juego, una mentira y ahorita es una realidad de la que ya no me puedo zafar y de la que estoy completamente enamorada”, dice la luchadora.

Debido a que su camino en la lucha libre inició desde muy pequeña, su debut, de igual manera, se dio a una temprana edad; recuerda que “yo no me quería ni cambiar porque estaba muy nerviosa, me temblaban las piernas, pero cuando vi que mis compañeros se ponían su equipo, máscara y los anunciaban con su música, pues me motivó y dije: ‘aquí me daré cuenta si este deporte es para mí’ y veme, aquí sigo vigente”.

Desde entonces, Baby Love ha estado presente en la lucha libre profesional, en la que ha visto de cerca el crecimiento de la rama femenil principalmente en la zona norte del país, y aunque acepta que ha tenido un impacto importante dentro de los aficionados aún hace falta mucho trabajo para consolidarse.


Sí ha evolucionado porque anteriormente no se veían mucho las mujeres en un cartel de lucha libre, era muy raro, siempre era de puros hombres y exóticos un poquito, pero ahorita sí siento que ha evolucionado un poco, porque ya para que un cartel de lucha llame la atención tiene que haber una lucha de mujeres

Baby Love

Luchadora de Kaoz Lucha Libre

“Entonces, es ahí cuando te das cuenta de que a la gente le gusta nuestro trabajo y quieren vernos, aunque todavía falta mucho camino que recorrer”, agrega.

A Baby Love le gustan las emociones fuertes y las oportunidades tomarlas en grande, por eso comenta que un hecho satisfactorio que le puede pasar a la lucha libre femenil es que una promotora organice eventos exclusivamente de mujeres, pues sólo así demostrarán “que tenemos el talento para tener, también, oportunidades así”.

“A mí me parece que estaría padre un cartel completo de lucha femenil para ver qué tal responde la gente o, por qué no, meter en una lucha de relevos mixtos hombres contra mujeres o un mano a mano, hombre contra una mujer. Así ya nosotras podemos demostrar que no somos débiles, que las mujeres también podemos con un evento de dicha magnitud y demostrar que no por ser mujer soy débil y que no por ser mujer tú, hombre, me vas a hacer sentir menos”, asegura.

Objetivos claros para Baby Love

Es un año donde el futuro de la lucha libre depende nuevamente del comportamiento de la pandemia por el virus de COVID-19; sin embargo, Baby Love confía en que las actividades se reanudarán pronto, y cuando sea así su primer objetivo es convertirse en la Campeona de Femenil de Kaoz Lucha Libre, título que ahorita tiene Dulce Kanela.

“Ahorita tengo en mente pedirle a la promotora de Kaoz una oportunidad para que me den una lucha de Campeonato Femenil, que ahorita tiene Dulce Canela, ya después de eso, arreglar mis papeles, sacar mi visa y poder luchar en otros países para seguir aprendiendo”, explica la luchadora.

También puedes leer:

Rudeza exquisita de Dulce Canela en la lucha libre