A pesar de dominar el medallero oficial de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se realizan en Colombia, México ha quedado envuelto en una polémica en torno al evento, ya que dos atletas denunciaron no haber recibido el vestuario de su talla para la ceremonia de clausura.

La situación fue evidenciada por el triatleta Crisanto Grajales, quien compartió una fotografía suya portando una camisa y un pantalón demasiado grandes para su cuerpo.

A la fotografía de Grajales se suma la del triatleta Rodrigo González, quien posó frente a un espejo con una playera que parecía una ombliguera.

Según la queja de Grajales, la situación se presentó a pesar de que los integrantes de la delegación de nuestro país enviaron las especificaciones de las tallas que requerían, “y te dan lo que les queda”.

De acuerdo con el deportista, él también recibió tenis del número 8.5.

En la denuncia realizada a través de Twitter se etiquetó a Carlos Padilla, Presidente del Comité Olímpico Mexicano, María José Alcalá, integrante del Comité, y a Alfredo Castilla, titular de la Comisión Nacional del Deporte.

La prensa internacional ha reconocido el esfuerzo de los atletas mexicanos, quienes hasta la mañana de este miércoles 25 de junio encabezaban el medallero con 150 preseas; 59 de oro, 51 de plata, y 40 de bronce.

En segundo lugar se encontraba Colombia, con 108 medallas; 39 de oro, 35 de plata, y 34 de bronce.

El tercer sitio es para Cuba, con 89 triunfos; 29 oros, 35 platas, y 25 bronces.

Entre los últimos lugares del medallero se cuentan Barbados, Bermuda, Guadalupe, Guyana, y Honduras, con una medalla de bronce cada uno.

Los Juegos Centroamericanos de Barranquilla se inauguraron el pasado 19 de julio, y su clausura está programada para el 3 de agosto.