Como principal generador de talento para su “hermano mayor”, la escudería AlphaTauri entrará a la temporada 15 de su historia con dos pilotos que son considerados prospectos para dar el brinco, en algún momento, a Red Bull.

Pierre Gasly ya probó suerte en el equipo principal de la compañía austriaca, pero sus inconsistencias provocaron que lo devolvieran a la escudería secundaria, con la que pudo demostrar, con menos presión, su talento dentro las pistas, con un segundo lugar en Brasil en 2019, y llevándose su primer triunfo, segundo para la marca, en Italia en 2020.

Desde su fundación, y primero como Toro Rosso, este equipo ha servido para que Red Bull pula a los pilotos de su academia; sin embargo, ante el fracaso de Gasly y después de Alex Albon, el equipo principal optó por el veterano mexicano Sergio Pérez, en lo que alguno de los “juniors” levanta el vuelo.

Durante este año, Gasly podrá demostrar que si Red Bull no continúa con “Checo” en 2022, él está listo para unirse a Max Verstappen, y de nuevo formar una dupla totalmente hecha en casa.

Su compañero de equipo será el debutante japonés Yuki Tsunoda, quien llega de la Fórmula 2, en la que obtuvo el tercer lugar de la clasificación. Su tarea será superar lo hecho por el ruso Daniil Kvyat, quien en seis temporadas solo obtuvo un podio y una ocasión dentro de los 10 mejores del año.

La escudería AlphaTauri se ha mantenido en la parte media de la tabla de constructores, y las expectativas para este año son las mismas, puesto que su misión no es pelear con los contendientes, aunque las ganas de triunfo de sus dos jóvenes pilotos podrían meterlos a la lucha por el podio en algunas carreras.

También puedes leer: Regresa la esperanza para el equipo Alfa Romeo