"No hay palabras para manifestar la decepción que sentimos al saber que uno de nuestros jugadores haya sido arrestado como resultado de esta investigación"

Comunicado oficial

Patriotas de Nueva Inglaterra

Aaron Hernández, ahora ya exjugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, fue arrestado y culpado de asesinato por un tribunal del estado de Massachusetts. 

Al futbolista se le acusa de disparar y asesinar a Odin Lloyd, de 27 años, de quien parece que era amigo. El abogado de Hernández, Michael Fee, dijo que su cliente se declara no culpable.

El cuerpo de Lloyd, quien era jugador semiprofesional de los Boston Bandits, se encontró en los alrededores de la casa de Hernández el pasado 17 de junio. 

Desde entonces, el imputado se ha sometido a distintos interrogatorios y su casa ha sido inspeccionada varias veces.

Según lo expuesto en el juicio, Lloyd recibió cinco disparos, dos de ellos atravesaron su cuerpo mientras yacía en el suelo.

Antes de morir, este jugador envió dos mensajes a su hermana: ‘NFL’ y ‘Sólo para que lo sepas’. Lo que parece indicar que podría haber sido fichado por algún equipo de la NFL.

La semana pasada las autoridades emitieron una orden de arresto contra Hernández por obstrucción a la justicia.

El deportista destrozó su celular, las cámaras de seguridad y pidió que limpiaran su casa a fondo el día en el que se localizó el cadáver.