Los dueños de los Chicago Cubs presentaron su visión para Chelsea en caso de comprar al club, misma que incluye nunca participar en la Superliga

La familia Ricketts divulgó un plan de ocho puntos sobre el futuro de Chelsea.

Detallaron una “lista de compromisos que ofrece a la afición un rol fundamental para salvaguardar” al equipo.

Los seguidores de Chelsea se alarmaron con el interés de la familia Ricketts, debido a comentarios racistas hechos en el pasado por Joe Ricketts, el padre del dueño de los Cubs.

La familia se ha reunido con varios grupos de hinchas de Chelsea en días reciente y esbozó sus “compromisos” en

Entre sus promesas, la familia Ricketts dijo que “nunca participaremos en una Superliga y que siempre protegeremos la integridad y patrimonio de Chelsea”.

Lee también: ¡Sí habrá afición! Levantan sanción al Chelsea en Champions League

Los Blues fueron uno de los 12 clubes que lanzaron un nueva competición continental el año pasado.

El proyecto naufragó apenas unos días después, cuando Chelsea y los otros cinco clubes ingleses involucrados se retiraron.

La familia también prometió “poner la diversidad y la inclusión” como ejes en el club y que “no cambiará el nombre, insignia y escudo o el color azul de Chelsea, sin el consentimiento de la afición”.

Los interesados en comprar al club tienen hasta el 11 de abril para presentar su propuestas.

Cabe recordar que el equipo ha sido puesto en venta por su multimillonario dueño ruso, Roman Abramovich, tras su vínculo con Vladimir Putin, presidente de Rusia.