El receptor de Tampa Bay Chris Godwin sufrió un desgarre en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y estará fuera el resto de la temporada.

Godwin se lesionó en el segundo cuarto de la derrota 9-0 ante Nueva Orleans el domingo, después de atrapar un pase de Tom Brady y recibir un golpe directamente en la rodilla por parte del cornerback de los Saints, P.J. Williams.

La tacleada provocó que el receptor diera una voltereta y quedara tendido sobre el césped por un momento antes de recibir ayuda para ponerse de pie y caminar por sí mismo hacia la banca. Posteriormente, se le vio corriendo en la lateral de los Buccaneers, pero no regresó al partido.

El entrenador Bruce Arians indicó el lunes que aunque el golpe fue legal, es el tipo de jugadas que necesitan ser examinadas como parte de los esfuerzos para hacer que el deporte sea más seguro.

“Te sientes mal por él, porque estaba teniendo un gran año y el tipo de golpe —totalmente legal, pero creo que es el tipo de situaciones que tenemos que revisar en la temporada baja”, reconoció Arians.

Godwin estaba camino a su tercer juego consecutivo con al menos 10 recepciones y 100 yardas, llevaba 6 y 49 yardas antes de lesionarse a falta de 13 minutos en la primera mitad.

Lee también: ¡Santa defensiva! Tampa Bay se va en cero ante New Orleans

Sin Godwin y Mike Evans (64 recepciones, 899 yardas y 11 touchdowns), quien se lesionó el tendón de la corva el domingo, los Bucs tendrán un momento complicado.

Los campeones reinantes del Super Bowl podrían recibir ayuda de Antonio Brown, quien regresa esta semana tras la suspensión de tres juegos que le impuso la NFL por una declaración falsa de su estatus de vacunación. No ha jugado desde que se lesionó el tobillo en el triunfo de la semana 6 ante Filadelfia

El corredor Leonard Fournette también salió el domingo con una lesión en el tendón de la corva. Arians espera que Fournette y Evans regresen en algún momento, pero dijo que aún es pronto para especular.