El expresidente de la UEFA Michel Platini rechazó haber cometido algún acto indebido mientras era interrogado por la policía de Francia, luego de haber sido detenido ayer como parte de una pesquisa de corrupción sobre la votación que le otorgó a Qatar la sede de la Copa del Mundo de 2022.

Platini, exastro de la selección francesa que se convirtió en uno de los directivos del fútbol más poderosos del mundo para después ser expulsado del deporte, fue detenido luego de ser citado por la oficina anticorrupción y delitos financieros de la Policía Judicial en las afueras de París.

Platini, de 63 años, puede ser puesto en libertad, pero las autoridades también pueden presentarle cargos formales cuando termine de ser interrogado.

Michel Platini se expresó con calma y precisión, respondiendo a todas las preguntas, incluidas aquellas sobre las condiciones para la concesión de la Euro 2016, y ha proporcionado explicaciones útiles

Comunicado del equipo del exdirectivo

Las autoridades también detuvieron ayer a Sophie Dion, que fungió como asesora de deportes de Nicolas Sarkozy durante su presidencia. Claude Gueant, exsecretario general del Elíseo con Sarkozy, también fue interrogado por los investigadores como testigo, pero no fue arrestado.

Los fiscales financieros franceses han estado revisando el proceso de adjudicación de los Mundiales de 2018 y 2022 y ya habían interrogado al expresidente de la FIFA Joseph Blatter. La fiscalía financiera abrió una investigación por posible corrupción privada, asociación para delinquir, tráfico de influencias y por beneficiarse de ese tráfico de influencias en relación con las justas de 2018 y 2022, otorgadas a Rusia y Qatar, respectivamente.

Tanto Platini como Blatter fueron destituidos de sus cargos al frente del fútbol europeo y mundial en 2015. La FIFA vetó a Platini por mala gestión financiera en relación con un pago de dos millones de dólares autorizado por Blatter. Está previsto que la suspensión expire en octubre.

Te puede interesar: Fallece José Hawilla, el empresario que destapó el mayor escándalo de corrupción de la FIFA